06 jun 2020

Ir a contenido

APLAZAMIENTO FISCAL

La Comunidad de Madrid no cobrará impuestos durante el estado de alarma por el coronavirus

También autoriza 23,8 millones para la compra urgente de respiradores

Diaz Ayuso hace balance con todos los portavoces de la Asamblea de Madrid

Europa Press

Isabel Díaz Ayuso, en un acto.

Isabel Díaz Ayuso, en un acto. / DAVID ZORRAKINO

La Comunidad de Madrid, a través de la Consejería de Hacienda y Función Pública, va a mantener el aplazamiento de pago de los impuestos cedidos y de gestión propia hasta que finalice la crisis del coronavirus.  Para ello, se ha dictado una orden para prorrogar un mes más la moratoria fiscal aprobada por el Consejo de Gobierno el pasado 13 de marzo que afectaba a la presentación de declaraciones y autoliquidaciones de impuestos autonómicos, ya que declaraba días inhábiles los comprendidos entre el 13 y el 26 de marzo.

En concreto, según ha informado el Ejecutivo autonómico en un comunicado, esta moratoria afecta al pago de los siguientes impuestos: Sucesiones y Donaciones, Actos Jurídicos Documentados, Impuesto de Transmisiones Patrimoniales e impuestos del juego.

Aunque de momento se ha establecido un aplazamiento de un mes, la medida es de carácter prorrogable mientras se mantenga el estado de alarma con el objetivo de que ningún contribuyente madrileño, ya sea una empresa, una pyme, autónomo o persona física se vea afectado por esta situación.

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha autorizado este miércoles un gasto de 23,8 millones de euros para la adquisición de respiradores mecánicos y otro tipo de equipamiento sanitario de alta tecnología con el objetivo de ofrecer atención urgente de los afectados por coronavirus.

Ayuso contra el 8-M 

Díaz Ayuso ha hecho balance este miércoles con todos los portavoces de la Asamblea de Madrid, mediante una reunión telemática, sobre el estado de las residencias en la región y las dificultades que están teniendo para obtener material sanitario.

La presidenta madrileña también ha asegurado que desde su Gobierno tomaron medidas días antes de la manifestación del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, porque era "evidente que había un problema de contagio, que se estaba triplicando".  Pese a estas palabras, la dirigente regional no ha entrado a valorar la decisión de del Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid que ha acordado investigar al delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por un presunto delito de prevaricación administrativa y lesiones por imprudencia profesional por permitir la marcha.

Lo que sí hará Diaz Ayuso es trasladar "a la autoridad pertinente", el "mando único" del Ministerio de Sanidad, la orden judicial que ha recibido para que en el término de 24 horas provea de medios de protección a todos los centros sanitarios de la región. "Llevamos diciendo desde hace muchas semanas que nos hace falta material (...) para proteger a nuestros sanitarios y para seguir creando UCI", ha dicho en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno.