'en tu salón'

La Barcelona vaciada por el coronavirus de Isabel Coixet y Rosa Maria Sardà

La directora de cine filma un paseo por el barrio de Gràcia desierto por el confinamiento y Rosa Maria Sardà le pone voz y un texto propio

El vídeo exclusivo para EL PERIÓDICO rinde homenaje a la ciudad en tiempos inciertos

’Las golondrinas de la villa’, el vídeo del aisLamiento de Isabel Coixet con voz de Rosa Maria Sardà / ISABEL COIXET / ROSA MARIA SARDÀ

Se lee en minutos

LUIS MAURI

Enclaustrada en su piso del Eixample de Barcelona, Rosa Maria Sardà se siente estos días más "confitada" que confinada. La multipremiada carrera artística de Sardà está unida de un modo inseparable a un sentido del humor  avispado y lúcido.

El 21 de marzo, sábado, la actriz, directora y escritora quiso celebrar el día mundial de la poesía. Rescató un texto titulado Las golondrinas de la villa que había escrito 20 años atrás, justo en la época en que conoció a Isabel Coixet. 

Sardà grabó el texto en un mensaje de voz y se lo envió a la más internacional de las cineastas españolas, con quien hoy comparte una amistad franca y sólida.

Te puede interesar

A esa hora, Coixet había abandonado brevemente su confinamiento en el barrio barcelonés de Gràcia para comprar comida y EL PERIÓDICO. Mientras caminaba hacia el quiosco de la plaza de la Vila de Gràcia, iba grabando las calles desiertas, fantasmagóricas. De vuelta en casa, escuchó el mensaje de su amiga y vio de inmediato que las palabras de Sardà y las imágenes que ella acababa de grabar cobraban sentido juntas: "Me pareció que las golondrinas alucinarían al ver las calles vacías".  

Cuando este diario les pide autorización para ofrecer la pieza audiovisual a los lectores de la edición digital, confinados como ellas a causa de la emergencia global, ninguna de las dos duda ni un instante. Por supuesto que sí. Sardà ni siquiera había visto aún el video montado con su voz: "Le envié el texto a Isabel, y la que ha liado. Es la bomba. Usadlo como queráis. Besos".