07 abr 2020

Ir a contenido

DATOS DEL 23 de MARZO

El coronavirus mata en España en un día a 462 personas, la cifra más alta hasta ahora

La cifra de infectados crece un 15%, lo que podría indicar que se está "suavizando" el incremento al alza en el número de enfermos

El Gobierno descarta endurecer el confinamiento pero avisa de que no habrá pasos atrás cuando se alcance el pico de contagios

Patricia Martín

España ya suma 2.182 muertos por coronavirus y 33.089 contagiados. En la foto, un paciente con mascarilla es trasladado al interior del Hospital de la Paz, en Madrid. / PIERRE-PHILIPPE MARCOU / AFP / VÍDEO: EFE

La evolución de la epidemia de coronavirus en España ha dejado este lunes dos noticias, una funesta y otra que, aunque aún ofrece dudas, permite vislumbrar un halo de esperanza. En el lado más negativo, el número de muertos se ha incrementado un 26%, lo que supone 462 muertos en un solo día, el crecimiento bruto más alto hasta la fecha, que no llega aún a las cifras registradas en Italia en los últimos días, pero se le acerca cada vez más. España ya supera los 2.000 decesos, en concreto 2.182 en el balance que el Ministerio de Sanidad facilitó al mediodía.

 A su vez, el número de contagiados ha crecido en 4.517 personas más, hasta los 33.089 infectados, sin contar con todos los casos leves y aún sin diagnosticar. Si bien, en términos porcentuales, supone un crecimiento del 15,8%, frente a aumentos del 25% registrados días atrás. El menor incremento porcentual (que también se registró el domingo) puede deberse a un retraso en las notificaciones, como ya sucedió el fin de semana pasado, o a que la tendencia al alza se esté “suavizando” gracias a las medidas de aislamiento. En cualquier caso, en palabras del director del centro de alertas, Fernando Simón, "aún no se pueden lanzar las campanas al vuelo” y conviene estar atento a la tendencia futura.

De hecho, el experto ha reconocido que “todavía no hay certeza de que se haya llegado al pico” de la curva de nuevos contagios, que se alcanzará “probablemente a lo largo de esta semana”. Y esta meta, según subrayó a su vez el ministro de Sanidad, Salvador Illa, “no significa resolver el problema” si no alcanzar el primer objetivo, “doblegar la curva”, para luego pasar a una fase de mayor control y finalmente de erradicación del virus.

Para ello, el ministro ha vuelto a descartar endurecer las medidas de confinamiento, como piden prestigiosos científicos y algunas autonomías, pero también ha dejado claro que no se va a dar “ningún paso atrás”. En la misma línea, Simón ha avisado de que “relajar las medidas antes de tiempo puede implicar segundas olas y podría tener un impacto mayor el invierno que viene”.

Como parte de los datos esperanzadores, ambos han destacado que ha bajado del 15% al 13% el número de pacientes hospitalizados e ingresados en ucis, algunas de las cuales han llegado al límite de su capacidad, lo que les ha obligado a seleccionar a los pacientes que atienden en función de la esperanza de vida. Por ello, las autoridades trabajan contrarreloj para aumentar el número de camas y conseguir los respiradores necesarios para atender a los pacientes en estado más grave, mientras que este lunes el número de enfermos críticos aumentó en 570, hasta los 2.355 pacientes.  

El mayor problema se registra en la Comunidad de Madrid y la previsión es que otras regiones lleguen al límite de su capacidad en los primeros días de abril, pero la buena noticia, según Simón, es que el uso actual de las ucis “está por debajo de lo que predicen los modelos”, lo que se podría traducir en menor saturación de la prevista.

El perfil de los fallecidos

Sanidad ha realizado además un estudio pormenorizado del perfil de los fallecidos y ha concluido que, como ha sucedido en otros países, los más afectados son las personas mayores y los enfermos crónicos. Así, el 87% de los muertos por coronavirus son mayores de 70 años.

Y para conocer la extensión de la epidemia, el domingo comenzaron a repartirse los primeros test de diagnóstico rápido a las autonomías, con la previsión de entregar más de un millón a lo largo de esta semana. Estas pruebas están destinadas a los hospitales, al personal sanitario, a las residencias de ancianos y, por último, a las personas que no saben si se han infectado pero tienen síntomas, con la vista puesta en conocer el nivel real de transmisión de la epidemia.

Por último, en el capítulo de buenas noticias, el número de curados es de más del 10%, en concreto 3.355 personas.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones