29 may 2020

Ir a contenido

ALTA CORONAVIRUS

"Entra el médico y dispara. Marca Iniesta. Me voy a casa"

Dado de alta tras veinticinco días hospitalizado el periodista deportivo que fue el duodécimo contagiado detectado

"Me habéis cuidado como si fuerais mi familia, nunca os lo podré agradecer lo suficiente", les dice a los sanitarios

Nacho Herrero

Un lance del encuentro entre el Atalanta y el Valencia en Milán, considerado una de las ’zonas cero’ del contagio

Un lance del encuentro entre el Atalanta y el Valencia en Milán, considerado una de las ’zonas cero’ del contagio / AFP

Fue el duodécimo contagiado detectado en España, el segundo o el tercero en la península, y la primera cara conocida que contrajo el COVID 19. Ahora, tras veinticinco días ingresado, el periodista deportivo Kike Mateu, que trabaja en una radio en València pero también en un programa nacional, ha sido dado de alta y ha narrado el momento como si fuera la final del Mundial de Sudáfrica.

"Entra el médico en mi habitación, me mira y dispara. Marca Iniesta. He dado negativo el segundo negativo. Termina el partido. Me voy a casa. La locura", así ha contado en sus redes sociales el narrador de los partidos del Valencia cómo han sido sus sensaciones al tener la notificación de que estaba curado y podía irse a su domicilio.

En una conversación con EL PERIÓDICO, Mateu ha reconocido la sorpresa que le ha causado la situacion fuera del hospital pese a estar avisado. "Cuando ingresé hace 25 días el mundo giraba como si nada", ha recordado. "Es increible cómo ha cambiado el mundo en este tiempo. Llegué con mucho tráfico y unas Urgencias abarrotadas y ahora cuando he salido podía oir las hojas moviéndose por el viento", ha señalado.

Mateu, al parecer, se contagió precisamente en el desplazamiento que hizo para cubrir el partido entre el club de Mestalla y el Atalanta en Milán, una cita que un reputado inmunólogo ha calificado como la "zona cero" del contagio para la devastada localidad de Bergamo, de donde es originaria la entidad italiana.

El Valencia ha apuntado en varias ocasiones a esa cita en el estadio de San Siro en Milán como el origen del 35% de positivos que ha tenido en su plantilla, incluyendo jugadores y cuerpo técnico y médico del equipo, y que le ha convertido en uno de los grandes focos del fútbol español.

El periodista valenciano ha reconocido que "no ha sido fácil" y ha agradecido al equipo del Hospital Clínic de València que le hayan cuidado "como si fuerais mi familia, nunca os lo podré agradecer lo suficiente".

De hecho, apunta que lo único que le puede agradecer al virus es "haber podido conocer nuestra sanidad por dentro, sus problemas, su esfuerzo, su vocación y profesionalidad".

Fachada del hospital valenciano en el que ha estado ingresado / MIGUEL LORENZO

"Su grandeza reside en la generosidad anónima a sus pacientes. Nos cuidan, nos curan, nos protegen y nos sonríen. Nunca lo olvidaré", explica. "Tenemos un sistema público fabuloso y te das cuenta cuando estas hospitalizado", ha señalado Mateu, que ha alabado "la profesionalidad pero también la angustia" de sanitarios "que no tienen material o que temen que la situación les desborde y que no tienen horas libres o van a trabajar cuando no tienen que ir".

El periodista ha explicado que aún deberá estar una semana de aislamiento en casa porque ese doble negativo "aunque oficialmente supone que estoy curado lo que dice es que la carga viral o ha desaparecido o es imperceptible y los siete días son por precaución por si aún queda ese 1 o 2%".

"No puedo acercarme a mi familia pero ya los he visto y para mi es ya lo es todo", ha señalado.