Casi 5.000 casos más y 324 muertes en las últimas 24 horas en España

El número de pacientes en la uci sube un 41%, hasta superar los 1.600 ingresados en estado muy grave

El Gobierno constituye un comité de científicos para asesorarse ante las críticas por actuar tarde y mal

Paraguay mantiene la cuarentena para evitar que se siga propagando el COVID-19.

Paraguay mantiene la cuarentena para evitar que se siga propagando el COVID-19. / EFE

Se lee en minutos

Patricia Martín

Si la situación ya era dramática en algunas ucis el viernes, donde se comenzó a seleccionar a los pacientes, ante la imposibilidad de atender a todos, este sábado la situación se ha agravado en las autonomías más golpeadas por el virus que se originó en China. El número de enfermos en las unidades que atienden a los infectados en estado más grave se incrementó este sábado un 41%, hasta los 1.612 pacientes, según los datos hasta las 12.00. Además, el número de muertos creció un 32%, hasta los 1.326, con 324 fallecidos en sólo un día.

Son las cifras que permiten palpar mejor la gravedad de la pandemia en España, puesto que el número de contagiados no recoge a los pacientes leves no diagnosticados con test. Pese a ello, este sábado el número oficial de afectados se amplió casi un 25%, experimentando el aumento bruto más grande hasta la fecha: 4.946 personas

El tercer país del mundo más afectado

Esto implica que España se convierte en el tercer país del mundo con más afectados, superando a Irán, con más de 20.600 infectados y sólo por detrás de China, con más de 81.300 e Italia, con más de 53.000. Ante este preocupante podio y frente a las críticas que buena parte de la ciudadanía y un sector de la comunidad científica están vertiendo contra el Gobierno por haber actuado tarde y mal, sin decretar una prohibición completa de los movimientos, el Ejecutivo anunció la constitución de un comité científico técnico Convid-19.

El nuevo órgano, que está conformado por seis expertos de prestigio internacional, entre ellos Antoni Trilla, jefe de epidemiología del Hospital Clínic, se reunió con Pedro Sánchez y Salvador Illa por videoconferencia, si bien el Gobierno no anunció con que periodicidad se reunirá ni que influencia en las decisiones tendrá, más allá de explicar que ya ha habido “contactos preliminares” con los científicos que lo forman y que se podrán sumar más especialistas en el futuro.

En este escenario, Fernando Simón, que también es en parte censurado al haberse convertido en la cara visible de la estrategia sanitaria contra la epidemia, no ofreció este sábado los datos de la evolución de la enfermedad, sino María José Sierra, jefa de área del centro que él dirige, el de emergencias sanitarias. El motivo es que el médico tiene síntomas de padecer coronavirus, por lo que se le ha realizado la prueba, que resultado negativa. Su compañera explicó que pese a las consultas con diversos especialistas, el Ejecutivo aún no sabe cuándo se alcanzará el pico de nuevos casos y, por primera vez en las últimas horas, una portavoz del comité de gestión de la epidemia admitió que si faltan más medidas de restricción “se incluirán”, aunque de momento las acciones de prohibición de movimientos adoptadas se consideran “suficientes”.

Un 5% de letalidad

Te puede interesar

Asimismo, Serra dio datos preocupantes como que 53% de los pacientes diagnosticados están hospitalizados y de ellos el 12% en la uci. La mitad de los pacientes en tratamiento hospitalario son mayores de 70 años y el 70% en las UCI tiene más de 60 años. Por todo ello, la letalidad se sitúa en el 5%, lo que puede “parecer alto”, según la experta, pero no es real puesto que hay muchos infectados en tratamiento domiciliario que no figuran en la estadística. A este respecto, el Gobierno aclaró que los test rápidos necesarios para saber si están o no contagiados y que se llevan esperando días comenzaron a distribuirse este sábado, con la previsión de llegar a un millón “de forma muy rápida”.

Como dato esperanzador, el número de curados asciende a 2.125 personas.