crisis sanitaria internacional

Barcelona abre un hogar de emergencia para sintecho en la Fira de Barcelona

La Unidad Militar de Emergencias (UME) habilitará el espacio con la máxima "dignidad"

Apartur abre 200 pisos turísticos vacíos para familias y personas vulnerables

El pabellón 7 de Fira de Barcelona donde se acogerá a personas vulnerables durante el confinamiento. / JORDI COTRINA / VÍDEO: BLANCA BLAY / ACN

Se lee en minutos

En los próximos días la Fira de Barcelona se va a transformar en un centro de emergencia para que las personas sin hogar de Barcelona, cerca de un millar, se puedan confinar para prevenir la expansión del coronavirus. En estos momentos hay 1.200 personas, según los cálculos municipales, que duermen en el raso y que "no se han podido confinar", según ha reconocido la concejala de sanidad de Barcelona, Gemma Tarafa. También se van a habilitar la apertura de 200 pisos turísticos para alojar familias vulnerables o víctimas de violencia machista, además de un albergue con 56 plazas.

El Ayuntamiento de Barcelona se prepara para poder acoger todas las personas vulnerables que viven en la ciudad para que puedan confinarse "con la máxima dignidad" según ha asegurado la alcaldesa Ada Colau. La medida más importante, pero también la que va a tardar más días en ser una realidad es la apertura del pabellón Maria Eugenia, de 6.000 metros cuadrados para que puedan dormir personas que viven en la calle de forma voluntaria.

Quien se encargará de habilitar este hogar de campaña para las personas sin hogar va a ser la Unidad Militar de Emergencia (UME), y, según ha expuesto la alcaldesa, "contarán con duchas, lavabos, mesas, camas y espacios lo más digno posible". Esta mañana ha habido la primera reunión para habilitar el espacio, pero se desconoce, por el momento, la fecha de la puesta a punto del dispositivo. "Será en los próximos días", ha asegurado Tarafa.

En una primera fase este hogar de emergencia va a acoger a 150 personas y será gestionado por la Cruz Roja. Se habilitarán camas, duchas y servicios de comedor. "Los profesionales y los voluntarios cumplirán las medidas de protección recomendadas y tendrán material de autoprotección, y los usuarios no podrán entrar y salir, este es un espacio al que pueden acudir si desean hacer el aislamiento", han explicado los profesionales de la entidad. A partir de la entrada de las primeras 150 personas se ampliará el número atendidos hasta la capacidad máxima del espacio de hasta 1.000 plazas previstas.

El equipamiento que sí entra en funcionamiento este fin de semana es un albergue, que también gestionará la Cruz Roja, llamado Pere Calafell. Allí vivirán 56 personas, entre hombres y mujeres. Y además, se incorpora este fin de semana un servicio con 30 camas más para las personas sin hogar que deban cumplir aislamiento por haber dado positivo en el test de Coronavirus.

Pisos turísticos para familias

Una tercera medida para la atención de las personas más vulnerables, que incorpora el ayuntamiento, es el de habilitar 200 pisos turísticos para que puedan vivir familias o personas vulnerables. Los apartamentos lo ha ofrecido la agencia Apartur, y el ayuntamiento va a pagar estas viviendas a un precio inferior al de mercado. Allí vivirán mujeres víctimas de violencia machista con sus hijos, 198 personas refugiadas con niños que han llegado a la ciudad y que no tienen adonde vivir, y personas desahuciadas o sin hogar que están viviendo en pensiones o en pisos sociales en los cuales no se pueden cumplir las medidas de seguridad impuestas por l'Agència de Salut Pública para evitar el contagio del coronavirus.

Escasa colaboración del 'Govern'

El consistorio ha agradecido el apoyo del Gobierno Central, permitiendo la colaboración de la Unidad Militar de Emergencias (UME) y ha expuesto que la Generalitat "no ha respuesto" sus peticiones para poder encontrar camas donde alojar a los sintecho. "Cualquier ayuda es bienvenida, tenemos muchas personas vulnerables a las que atender y la semana que viene aún tendremos más", ha expuesto Tarafa. De hecho Colau ha pedido medidas de apoyo para "rebajar la curba de las necesidades sociales" durante la emergencia del Coronavirus, ya que, a su entender, "los vulnerables son los que más están sufriendo esta situación extraordinaria".

Por el momento, más de 400 personas se han ofrecido como voluntarias en los distintos proyectos sociales que plantea el ayuntamiento a lo largo de estos días. También la ciudadanía ha respondido entregando 25.000 mascarillas y 40.000 guantes al consistorio. El gremio de hotelero, según ha expuesto Tarafa, también ha ofrecido plazas hoteleras para alojar personas sin hogar, una propuesta que el ayuntamiento está estudiando.

Te puede interesar

Mascarillas para la Guardia Urbana

A lo largo de esta semana, varios sindidcatos de la Guardia Urbana denunciarion que no les permitían llevar mascarillas. "Tenemos material, y quien lo requiera podrá usarlo", ha respondido el teniente de alcaldía de seguridad, Albert Batlle, que ha actualizado que en este momento hay dos agentes de la urbana positivos por coronavirus, y 204 confinados en sus casos. Además, ha actualizado el número de denuncias interpuestas en la ciudad por estar en la vía pública: se han interpuesto 4.112 denuncias a ciudadanos particulares y levantado 583 actas en locales comerciales. "Son de carácter marginal, la ciudadanía esta respondiendo de forma responsable y hay que seguir haciéndolo", ha dicho Batlle.