05 jun 2020

Ir a contenido

Escándalo en un centro para mayores

La Generalitat investigará el geriátrico de Sants de los abusos sexuales

Varios familiares piden el cese de la dirección del centro y de la contratación de la empresa Eulen

Elisenda Colell

Exterior de la redidencia geriátrica pública Mossén Vidal i Aunós, en Sants.

Exterior de la redidencia geriátrica pública Mossén Vidal i Aunós, en Sants. / Elisenda Pons

La Generalitat se compromete a investigar hasta el fondo del asunto el caso de malos tratos en la residencia pública Mossén Vidal i Aunós, de Sants, en Barcelona, que destapó ayer EL PERIÓDICO. Lo ha dicho hoy el 'conseller' de Afers Socials, Chakir el Homrani, en una entrevista en RAC-1 donde, además, aseguró que el Govern revisarà los protocolos de los geriátricos para que un caso así no vuelva a suceder. Mientras tanto, la entidad Residencias 5+1, formada por varios familiares de los residentes, pide que el 'conseller' despida a la actual dirección del centro y que retire la gestión de la residencia a la empresa multiservicios Eulen. 

"La inspección de servicios sociales ha abierto un expediente para garantizar que, más allá del proceso judicial no ha habido ninguna negligencia por parte del equipo directivo y de la entidad gestora", ha dicho el 'conseller' tras conocerse ayer la detención de dos cuidadores de una residencia pública en Barcelona acusados de abusar sexualmente y agredier físicamente una mujer de 81 años y enferma de alzhéimer. También ha explicitado su voluntad de revisar los proctocolos existentes para evitar casos de maltratos en los geriátricos.

Cámara oculta

En este caso tuvo que ser la hija de estos residentes quien grabó con una cámara oculta la actuación de los cuidadores para poderles denunciar. Además, la familiar se enteró de la situación tras las alertas que recibía de una cuidadora que, finalmente, fue despedida.

El caso ha causado alarma y miedo entre los familiares de la residencia que, además, durante estos días de confinamiento por el coronavirus no pueden asistir a la residencia para ver a sus familiares. "Para nosotros es muy evidente que el resto de residentes con alzhéimer o deficiencias cognitivas han sufrido también los abusos", ha denunciado la plataforma de familares Coordinadora residencias 5+1, que agrupa cinco residencias públicas de Barcelona, entre ellos la Mossén Vidal i Aunós. "Rescindan ya el contrato con Eulen y asuman directamente la gestión de la residencia", pidieron ayer los familiares a la conselleria d'Afers Socials.