14 jul 2020

Ir a contenido

Impacto migratorio

Decenas de marroquíes huyen del virus en Italia y quedan atrapados en Algeciras

El Ayuntamiento denuncia su situación, ya que no tienen donde ir tras el cierre de fronteras de Marruecos con Europa

Julia Camacho

60 marroquís que llegaron de italia escapando del coronavirus y se han quedado tirados en la calle por el cierre de fronteras.

Unos 150 marroquíes procedentes de Italia permanecen atrapados en Algeciras tras el cierre de la frontera ordenado por Marruecos. Según denuncian las asociaciones vecinales, abandonaron en autobús y vehículos particulares el país italiano, principal foco del coronavirus en Europa, con la idea de regresar a sus zonas de origen cruzando el Estrecho.

Pero al llegar a Algeciras, se encontraron con que Marruecos decidió cerrar la frontera con Europa, por lo que se han concentrado frente al Consulado de Marruecos. “Permanecen tirados en mitad de la calle, en un espacio acordonado sin que se les de una solución”, señalan los vecinos, “llevan aquí más de dos días, no tienen donde dormir ni comer”.

El alcalde de la localidad, José Ignacio Landaluce (PP), ha instado al Gobierno de España a que ponga en marcha los mecanismos necesarios para trasladarlos hasta el CATE (Centro de Atención Temporal de Extranjeros). En un comunicado, Landaluce ha reprochado que “es inconcebible que, sabiendo desde las doce del mediodía del sábado que un tercer autobús, que estaba a la altura de Murcia, se dirigía a Algeciras, se haya permitido que el vehículo llegase a nuestra ciudad pasadas las seis y media de la tarde, sin que nadie lo haya interceptado para informarles de que es imposible embarcar con destino a Tánger por decisión de las autoridades del vecino país, o se les haya conducido desde aquí a donde proponemos, porque creemos que es lo más sensato”.

'Coronavirus hoy'

Suscríbete a nuestra newsletter para conocer toda la actualidad e información práctica sobre el desarrollo de la pandemia y sus repercusiones

Desde la Subdelegación del Gobierno en Cádiz, no obstante, reducen la cantidad de concentrados a 60, porque “la Guardia Civil de Tráfico interceptó a dos autobuses y han dado la vuelta a su lugar de origen”. Asimismo explican que, aunque están ya trabajando con Marruecos para buscar una solución, no es factible recluirlos en el CATE porque “no podemos olvidar que estas personas no son inmigrantes irregulares, sino ciudadanos europeos”. “Es necesario apelar a su responsabilidad y que se vuelvan a sus casas”, explicó la subdelegación.