24 oct 2020

Ir a contenido

LUCHA CONTRA EL CORONAVIRUS

¿Tienes niños pequeños? Mejor no los saques a la calle

Los científicos recomiendan a los padres y madres que extremen las precauciones con sus hijos, por más angustioso que sea el encierro en casa

Olga Pereda

Un niño se lava las manos en su casa de Madrid como medida de precaución frente al coronavirus.

Un niño se lava las manos en su casa de Madrid como medida de precaución frente al coronavirus. / JOSÉ LUIS ROCA

¿Tienes niños pequeños en casa? ¿Piensas que deberán salir a la calle a despejarse y respirar un poco? ¿Vives en un piso pequeño y oscuro y te provoca angustia que no les de la luz del sol en días? No hay una buena noticia para padres y madres en esta situación. La recomendación científica es que -por ahora- los peques no salgan a la calle. El coronavirus cambia. Y también la guerra emprendida contra él. Hasta ayer mismo, la situación era diferente y los peques tenían vetados los columpios, por ejemplo, pero se les podía acompañar para dar un paseo corto por una calle ancha y manteniendo la distancia de seguridad con otra gente. Pero ahora las cosas han cambiado y "no queda otra que no salir", afirma en Twitter Gemma del Caño, farmacéutica y experta en los secretos de la industria alimentaria que ha forjado su reputación divulgando y desmintiendo bulos. La cuenta de Twitter de la científica es imprescindibles para seguir la batalla contra el coronavirus. Consciente de que los niños sufren esta situación de encierro, la científica -que también es madre- apuesta por incrementar la precaución y, sobre todo, evitar riesgos.

Si eres madre o padre sin pareja, no queda otra que bajar al supermercado con el peque estos días. Pero atención: baja tus propias bolsas para que tu hijo (y  tú) no toquéis los carros de la tienda.

¿Por qué los perros sí?

Algunos usuarios de Twitter están preguntándose por qué una persona con perro puede salir a la calle para pasear a la mascota (y para que haga sus necesidades) mientras que los padres no deberían sacar a los hijos. La angustia de tener a niños en casa -y más si se vive en pisos pequeños, oscuros o sin balcón- es grande, pero toda precaución es poca. Es difícil contener la movilidad de un niño, que siempre tocan todo, especialmente los más pequeños, así que la comunidad científica apela a la responsabilidad individual y colectiva. "Paciencia e ingenio. No nos queda otra. Es complicado pero no imposible", comenta, vía redes sociales, el neonatólogo José Ramón Fernández.

Hasta aquí, las malas noticias. Ahora las buenas. Los que tengan terraza, que la abran para aminorar la sensación de encierro (además, ventilar bien la casa es uno de los mandamientos científicos para la lucha contra los virus en general). Y otra idea, apostar por el ejercicio físico en casa.

Además de las actividades que podemos hacer con ellos, los expertos recomiendan mantener horarios y rutinas. También es muy importante ofrecerles serenamente la información. "Los niños deben comprender porqué no debemos salir de casa: no por el miedo a contagiarnos, sino porque de este modo estamos protegiendo a personas de salud frágil. Hacerles entender que estamos haciendo un acto lleno de valor y sentido trascendente", concluye la educadora social y psicóloga Elena San Martín Suárez.