Contingente policial

Los Mossos d'Esquadra diseñan el plan 'ORIS' para afrontar el coronavirus

El protocolo da pautas para reducir el riesgo de infección y garantizar el normal funcionamiento del cuerpo

El documento redactado detalla que debe cachearse con guantes de látex y recurrir a la mascarilla en casos muy puntuales

Mossos en el aeropuerto de Barcelona en una imagen de archivo.  

Mossos en el aeropuerto de Barcelona en una imagen de archivo.   / EFE / Alejandro Garcia

Se lee en minutos

Los Mossos d’Esquadra trabajan en el diseño de un plan de actuación, que afectará a todos los agentes del cuerpo de seguridad catalán, cuyo objetivo es afrontar la epidemia de coronavirus, según fuentes consultadas por EL PERIÓDICO. La cúpula policial, consciente de que es cuestión de tiempo que aparezcan los primeros casos de contagio entre sus agentes –este mismo miércoles se investiga al menos un posible positivo en una comisaría–, ultima los detalles de un contingente que activará en cuanto esté listo.

Bautizado con el nombre de 'ORIS', desarrolla todos los aspectos que los policías deberán afrontar durante las próximas semanas.

Objetivo del plan contra el coronavirus

El objetivo, subrayan fuentes policiales, es garantizar el normal funcionamiento de los Mossos durante las próximas semanas, o meses. Se articula a partir de dos prioridades: dar consejos claros a los agentes –tanto individuales como colectivos– sobre cómo pueden reducir las probabilidades de infección y pautar cómo deben actuar en servicios en el exterior durante los cuales podrían exponerse al riesgo de contagio.

El documento del plan 'ORIS' informa a los agentes de qué es exactamente el coronavirus, detalla síntomas y pide que cada vez que alguien sospeche que ha entrado en contacto con un posible caso de contagio debe informar a dos intendentes a cargo de gestionarlos

Uno de los consejos es cachear a sopechosos, o registrar sus pertenencias, con guantes de látex de un solo uso que después deben ser desechados y que, en ningún caso, mientras dure la intervención deben tocarse con esos guantes nariz, boca u ojos. También pide que se valore la idoneidad de utilizar mascarillas en situaciones concretas. "No para atender a un ciudadano que estornuda en la vía pública" pero sí, por ejemplo, al recibir a pasajeros de puertos o aeropuertos que presenten síntomas y provengan de zonas muy afectadas. O se recomienda mantener una distancia de unos dos metros siempre que sea posible con personas que presenten enfermedades respiratorias, como tos. 

En el plan se detallan posibles casos como detencionesacompañamientoscontroles de alcoholemia o drogasidentificacionescustodias de calabozos y da la medida exacta de hasta qué punto la epidemia condicionará el día a día de los policías. En uno de los párrafos se llega a pedir a los funcionarios que ante un sospechoso que afirma tener el coronavirus debería "valorarse si se trata de un posible engaño" para evitar ser detenido. 

Este mismo miércoles, el sindicato SAP-FEPOL ha reclamado en una carta a la Conselleria d’Interior la creación de un grupo encargado de gestionar, y minimizar, el impacto que el virus puede causar en el cuerpo. Entre los aspectos sobre los que el sindicato llama a anticipar medidas es sobre cómo mantener el servicio previendo "incapacidades temporales" de parte de los funcionarios.

Te puede interesar

Desde el sindicato de USPAC se subraya que la inquietud existente en el seno del cuerpo es cada vez mayor y que los responsables de riesgos laborales llevan días "desbordados".

Por su parte, la trisindical –integrada por el SME, SPC y CAT– ha pedido al director general de la policía catalana que haga llegar cuanto antes material de protección a los agentes porque consideran "inaceptable" que a estas alturas deban interactuar sin las protecciones adecuadas con personas susceptibles de estar infectadas.