Los hermanos Roca, Miquel Barceló y los padres de Guillem Agulló, Creu de Sant Jordi

El Govern también reconoce a educadores como Jordi Monés o Josep Maria Monferrer, historiador de La Mina

Una secuencia del documental ’El somni dels germans Roca’.

Una secuencia del documental ’El somni dels germans Roca’.

1
Se lee en minutos
Fidel Masreal

El Govern ha concedido las Creu de Sant Jordi, el galardón anual que distingue a personas y entidades que han detacado "por los servicios prestados a Catalunya en la defensa de su identidad o en el plano cívico y cultural". A propuest ade la conselelria de Cultura, se ha galardonado a 30 personalidades y 15 entidades, entre los que figuran el pedagogo Jordi Monés, Josep Maria Monferrer maestro jubilado y apasionado historiador informal de La Mina, o el filólogo Josep Maria Nadal.

Entre los galardonados destacan los hermanos Roca, del celler de can Roca, "por su tarea en el terreno de la innovación, la formación y los proyectos de responsabiulidad social. También ha sido galardonado el artista plástico mallorquín Miquel Barceló, "por la calidad y por la fabulosa proyección de su obra", así como la pianista Àngels Alabert, el ingeniero industrial Josep Amat, el poeta Antoni Canu, la bióloga Purificació Canals, el historiador del arte Eduard Carbonell, la coreógrafa Sol Picó, la diseñadora Miriam Ponsa y la deportista Laia Sanz, entre otros.

Otros de los galardonados en esta edición son la pintora Roser Bru, la historiadora Martina Camiade,  la bioingeniera Teresa Capell,  la actriz y directora escénica Imma Colomer, el lingüista Maria Josep Cuenca o el sociólogo Joan Estruch.

A la lista se suman el músico Jordi Fàbregas, el economista Jordi Galí, la asistenta social Rosa Maria Garriga, el músico Gerhard Grenzing, el archivero Mossèn Benigne Marquès, la empresaria Anna Mercadé o el dirigente deportivo Pere Miró.

Reconocimiento a Guillem Agulló

Noticias relacionadas

El galardón ha sido también concedido a Carme Salvador y Guillem Agulló, padres de Guillem Agulló, que fue asesionado a manos de un neonazi en 1993. "Con las acciones y su actitud ejemplar han ayudado a visualizar la memoria de las víctimas de los crímene sde odio en el Estado español", resume el Govern a la hora de describir los motivos de este galardón.

En cuanto a las entidades e iniciativas, han recibido la Creu de Sant Jordi las Aules d'extensió universitària per a la gent gran de la UB, la federación de entidades excursionistas, la fundación sanitaria Sant Pere Claver y la asociación cultural del gremio de payeses de Sant Llorenç i Sant Isidre, así como Pallassos sense fronteres y el Taller Àuria, empresa de economía social que apoya a personas con dificultades, riesgos de exclusión o vulnerabilidad en Igualada.