01 nov 2020

Ir a contenido

CRISIS SANITARIA

El presidente del Parlamento Europeo se pone en cuarentena

David Sassoli anuncia que ejercerá su función desde su casa en Bruselas durante los próximos 14 días tras haber pasado el fin de semana en Italia

Silvia Martinez

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli.

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli. / AFP

El presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, ha decidido ponerse en cuarentena y aislarse en su casa de Bruselas, tras pasar este pasado fin de semana en Italia. "La nueva recomendación introducida por el Gobierno italiano extiende la zona de protección a todo el territorio nacional. Esto tiene importantes consecuencias en el comportamiento de los eurodiputados. Por esta razón, y tras haber estado este último fin de semana en Italia, como medida de precaución, ejerceré mi función como presidente desde mi casa en Bruselas durante los 14 días que indica el protocolo sanitario", ha anunciado.

Sassoli también ha indicado que el covid19 obliga a todo el mundo a "ser responsable y cauteloso", que "es un momento delicado para todos" y que "el Parlamento continuará trabajando en el ejercicio de sus funciones" porque "ningún virus puede bloquear la democracia". Según han explicado fuentes de su equipo, el socialista italiano estuvo hasta el domingo en Roma, fuera de la zona roja, y no presenta ningún síntoma pero ha decidido adoptar esta decisión por "responsabilidad" y "dar ejemplo" tras la actualización de las medidas adoptadas por el Ejecutivo italiano este pasado lunes.

La conferencia de presidentes y los grupos políticos decidieron trasladar la sesión plenaria de esta semana de Estrasburgo a Bruselas para minimizar posibles riesgos. Además, este pasado lunes decidieron limitar a un día –a solo este martes- la sesión plenaria de esta semana que ha celebrado debate sobre la evolución del coronavirus. La mayoría de los grupos políticos han hecho llamamientos a la solidaridad y apoyo para el tejido empresarial europeo que se verá afectado, y también a la calma. "Estamos viviendo una situación extraordinaria que provoca incertidumbre a la ciudadanía. Es importante llamar a un mensaje de calma y prudencia", ha dicho la jefa de los socialistas y demócratas europeos, Iratxe García. "La situación no necesita pánicos sino una actuación decidida", ha reclamado el líder de los populares, Manfred Weber.

Actividad parlamentaria limitada

El pasado 3 de marzo el Parlamento también decidió limitar las actividades de la cámara y celebrar únicamente aquellas que se consideran esencial. El resto, visitas, acontecimientos culturales, audiencias, seminarios, misiones de observación electoral y otras actividades, han sido suspendidas durante tres semanas. Junto a esta medida, la Eurocámara ha pedido a todas aquellas personas que hayan estado en zonas de riesgo -China, Hong Kong, Macao, Singapur, Irán, Japón, Corea del sur e Italia- que no entren en sus instalaciones y si son funcionarios, empleados o eurodiputados se pongan en cuarentena y trabajen desde sus respectivas casas. También se ha pedido al personal más vulnerable o con un perfil de riesgo más alto, como pueden ser las personas más mayores o las mujeres embajaradas, que trabajen desde casa. 

Además, y en vista de la evolución de la enfermedad, la conferencia de presidentes ha decidido adoptar el calendario de trabajo de este año y modificar de nuevo la sesión plenaria prevista entre el 30 de marzo y el 2 de abril en Estrasburgo. Finalmente, se trasladará también a Bruselas y se concentrará en dos días, el miércoles 1 de abril y el jueves 2 de abril. Para preparar las salas de acuerdo con las nuevas medidas de prevención, que obliga a los eurodiputados a guardar una distancia mínima mayor de la que permiten los asientos del hemiciclo, el Parlamento Europeo ha decidido anular la actividad parlamentaria de la próxima semana.