23 sep 2020

Ir a contenido

negocios bajo sospecha

Imputados por blanqueo los cónsules en Barcelona de Mali, Albania y Croacia

Investigaciones policiales les implican en una red criminal relacionada con el clan Jodorovich

Efe

Los Mossos registran un local en la Zona Franca, el pasado 18 de septiembre, durante la operación contra el ’clan Jodorovich’.

Los Mossos registran un local en la Zona Franca, el pasado 18 de septiembre, durante la operación contra el ’clan Jodorovich’.

Una jueza ha imputado por blanqueo a los cónsules en Barcelona de Mali, Albania y Croacia, en el marco de la investigación a una red dedicada al tráfico de drogas desarticulada el pasado 18 de septiembre en la Zona Franca de la capital catalana, uno de cuyos integrantes era un miembro del clan Jodorovich.

El Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ha confirmado este lunes que la titular del juzgado de instrucción número 10 de Barcelona ha citado como investigados el próximo 23 de abril a los cónsules de Mali, José Luis López, Albania, Josep Maria Calmet -que dimitió de su cargo honorario hace unas semanas- y de Croacia, Julio César Bárcena. Los tres comparecerán ante la jueza acusados de un delito de blanqueo de capitales y, en el caso de José Luis López, también por un delito contra la salud pública.

La imputación de estos tres cónsules deriva de la operación que los Mossos d'Esquadra llevaron a cabo el 18 de septiembre del 2019 contra un clan dedicado al tráfico de drogas y al blanqueo de capitales en la Zona Franca de Barcelona, que había puesto en marcha una máquina para producir aceite de cannabis en cantidades industriales, supuestamente con la colaboración del cónsul de Mali.

El clan, afincado en el barrio de la Zona Franca, contaba con un miembro del clan familiar de los Jodorovich, conocido históricamente por sus vínculos con el negocio del narcotráfico en Barcelona y en Sant Adrià de Besòs (Barcelona).

El grupo se dedicaba supuestamente a traficar con drogas y a blanquear el dinero obtenido de forma ilícita mediante la compra-venta de vehículos de alta gama y la adquisición de inmuebles de lujo.

Máquina para procesar cannabis

La investigación de los Mossos puso al descubierto que uno de los líderes del clan familiar tenía relación con cónsules honorarios de algunos países europeos y africanos afincados en Barcelona, con uno de los cuales puso en marcha una máquina industrial diseñada para procesar cantidades industriales de cannabis y producir aceite de esta sustancia estupefaciente.

La máquina, de grandes dimensiones y que fue intervenida en septiembre pasado en Asturias antes de que la pusieran en marcha, tenía capacidad de tratar 400 kilos de cáñamo para extraer 40 litros de aceite puro, en menos de 12 horas, a través de procesos químicos y mecánicos.

Un ingeniero español recibió el encargo de diseñar la máquina, que costó 300.000 euros y cuya fabricación requirió de dos años de trabajo, según los investigadores, que estaban siguiendo las actividades del clan desde principios de 2017.

Además, el hasta hace pocas semanas cónsul honorario de Albania está investigado por la venta, supuestamente por un precio superior al registrado, de una finca en Seva (Barcelona), adquirida por el miembro del clan Jodorovich, mientras que al de Croacia también se le investiga por una operación financiera con la que supuestamente se blanquearon fondos de la red delictiva.