30 oct 2020

Ir a contenido

covid-19

Italia aísla su motor económico por el coronavirus

Las regiones afectadas por la cuarentena suponen el 31% del PIB del país alpino

El desconcierto reina en la zona acotada, donde las aerolíneas empiezan a anular vuelos

Rossend Domènech

Una mujer con mascarilla observa a una pareja besándose en Roma, este domingo.

Una mujer con mascarilla observa a una pareja besándose en Roma, este domingo. / LAPRESSE / ALFREDO FALCONE

La confusión es grande en Italia, algo comprensible por la novedad de una epidemia como la del coronavirus, nunca conocida en época moderna en un país europeo, y que amenaza con propagarse, con toda probabilidad, en las próximas semanas a otros estados de la Unión Europea. A medida que se evalúan los efectos del decreto del gobierno que este domingo 'encerró' a 15,5 millones de habitantes del norte de Italia para intentar contener el virus, se echan también cálculos sobre el impacto que tendrá sobre la economía nacional. La UE ha garantizado la máxima flexibilidad al país, que obligatoriamente tendrá que aumentar el déficit respecto al previsto 3%. Aun así, no será suficiente la imaginación del empresariado italiano para contener las pérdidas económicas. Algo y alguien se perderá por el camino.

Las tres regiones y 14 provincias afectadas por el cierre gubernamental a causa del covid-19 representan el 31% del PIB nacional, es decir el equivalente a unos 465.000 millones sobre 1,8 billones. El REF Ricerche y otros institutos han estimado que el posible daño económico de la medida no será inferior a un 9,1% de ese 31% que produce el norte del país. Es decir, de al menos 10.000 millones de euros, lo que en ámbito nacional significará entre un 1% y un 3%.
Los únicos sectores que los centros de análisis prevén que aumentarán la facturación son los de alimentación y comunicaciones. El primero representa el 12% del PIB nacional (205.000 millones) y el segundo el 2% (18.400 millones).

En las primeras horas de aplicación del decreto del gobierno –que fue publicado en un boletín oficial extraordinario el domingo de madrugada–, los canales de todas las televisiones pusieron todo su empeño en explicar machaconamente todos sus detalles para que el público en general entendiera qué estaba empezando a suceder. En pocas palabras y resumen, todo cerrado menos bares y restaurantes si respetan la distancia de un metro entre un cliente y otro. Todo lo demás, está en las manos de los ciudadanos, a los que tanto el presidente de la República como el Gobierno volvieron a dirigirse para pedirles que "se trata de un esfuerzo necesario" y que "todo depende de la autoresponsabilidad de cada uno".

¿Qué pasa con los 'atrapados'?

Los ciudadanos podrán moverse dentro del inmenso espacio marcado, pero al mismo tiempo se plantean innumerables cuestiones concretas. ¿Qué tienen que hacer los turistas atrapados en aquellas regiones? ¿Quién puede viajar y cómo? Alitalia ha suspendido desde hoy todos los vuelos internacionales desde Milán, desplazándolos a Roma, y desde la capital de Lombardía se realizarán solo vuelos nacionales. Las compañías internacionales están cerrando una tras otra los vuelos  de y hacia Italia. Por ahora los trenes circulan normalmente dentro del territorio acotado, con pocos pasajeros.

A la vez, todas las empresas del norte, que dependen de materias primas y en ventas de otras regiones y países se plantean cómo entrar y salir del espacio cerrado, por lo que se da por descontado que el Gobierno emitirá en las próximas horas, otro decreto ilustrando en detalla cómo deberán comportarse los transportes de mercancías.

Las regiones del sur están haciendo públicas ordenanzas sobre lo que llaman el éxodo del norte, es decir personas que escapan de las provincias cerradas para volver a sus lugares de origen o a sus segunda viviendas de vacaciones.  El presidente autonómico de Nápoles, Michele Emiliano, dictó ayer una ordenanza para que los que llegan del norte sean sometidos automáticamente a una cuarentena.

El decreto prolonga hasta el 3 de abril el cierre de escuelas y universidades, lo que, en realidad, significa que hasta después de Pascua no se reanudarán las clases.

El último parte de Protección Civil sobre el contagio señala un aumento de los infectados de 1.326 personas en un solo día (de sábado a domingo) y 366 muertos (133 en un solo día). Los difuntos tenían una edad media de 81 años y el 90% presentaba otras patologías antes de detectarles el virus. El total de los curados asciende a 622, que representan el 5,6% . La cifra de infectados ascendía el domingo a 7.375, por lo que Italia se coloca en el segundo puesto de las listas por países después de China, tanto por número de contagiados como difuntos.

Además, mientras el país vive estos días en la confusión, han empezado a enfermar de covid-19 algunos políticos y los palacios del gobierno tiemblan, hasta elpunto de que son varios los ministros que se someten a pruebas diarias de infección. 

Aplauso de la OMS a las restricciones

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, elogió las medidas "valientes" tomadas por Italia en un intento por detener la propagación del virus en el país, calificándolas de "verdaderos sacrificios".

"El gobierno y la gente en Italia están tomando medidas audaces y valientes para frenar la propagación del coronavirus y proteger a su país y al mundo. Están haciendo verdaderos sacrificios", destacó Ghebreyesus en un tuit. "La OMS se solidariza con Italia y está aquí para seguir apoyándolo", agregó.

Italia sigue, en cierto modo, el ejemplo en China, donde unos 50 millones de personas siguen en cuarentena en la región de Hubei, la cuna de la epidemia. Estas medidas han sido también reiteradamente elogiadas por la OMS.

Preguntada sobre la efectividad de las medidas italianas, Cristiana Salvi, responsable de Comunicación en el departamento de Enfermedades Transmisibles de la oficina europea de la OMS, defendió que "en esta etapa de la evolución de la epidemia, se pueden justificar medidas que sean más agresivas en pro de la limitación de la propagación del virus". Sin embargo, en declaraciones a France Press, Salvi enfatizó que cada país debe tomar su propia decisión "basada en su propio contexto y la evolución de la epidemia".

"Las autoridades sanitarias italianas han llevado a cabo su propia evaluación y han llegado a la conclusión de que esto ayudaría a combatir la epidemia y proteger a su población", dijo Salvi. La OMS, agregó "alienta a los ciudadanos a seguir el consejo de sus autoridades sanitarias".