02 dic 2020

Ir a contenido

DÍA DE LA MUJER

El feminismo toma las calles con el reto de superar el clima de división

El miedo al coronavirus, que caiga en domingo y los choques en el movimiento pueden restar afluencia a los actos del Día de la Mujer

El PSOE y Podemos acudirán a la manifestación en Madrid por separado, a la que por primera vez asiste también el PP

Patricia Martín / Valentina Raffio

Una manifestante sostiene una pancarta durante la concentración estudiantil del pasado 8-M de Barcelona

Una manifestante sostiene una pancarta durante la concentración estudiantil del pasado 8-M de Barcelona / Albert Bertran

De nuevo 8 de marzo y de nuevo las mujeres están llamadas a dar el aldabonazo y demostrar que sigue habiendo mil y un motivos para salir a las calles. Sin embargo, tras el exitazo de las dos últimas convocatorias, con miles de mujeres secundando una huelga sin precedentes en sus trabajos y millones más inundando las calles en múltiples actos y manifestaciones, ¿este año se repetirá el hito?

Es muy difícil, por varios motivos. En primer lugar, porque cuando llegas a un nivel tan alto de seguimiento, es complicado continuar al mismo ritmo. En segundo lugar, por el miedo al coronavirus que recorre hogares y empresas. Sanidad ha recomendado que todo aquel que tenga algún síntoma, se quede en casa. En tercer lugar, porque este año la estrategia no es unitaria y mientras algunos territorios, como Catalunya, sí que han llamado de nuevo a la huelga, otros han optado por distintas fórmulas, dado que cae en domingo y por aquello de sorprender y intentar coger fuerza. Y, por último, si el feminismo acudió unido a las últimas convocatorias, en esta ocasión las divisiones en el movimiento se han incrementado, azuzadas por la bronca política en torno a la ley de libertad sexual. Pero que sea difícil no significa que no pueda lograrse.

El clima de división ha provocado que algunas feministas de reconocido prestigio, como Amelia Varcárcel, hayan anunciado que no asistirán a ninguna convocatoria institucional. PSOE Unidas Podemos, enfrentados por la llamada ley 'sí es sí', impulsada por los morados y denostada por Justicia y la vicepresidencia Carmen Calvo, acudirán, pero por separado. Y, por primera vez, asiste el PP, que también ha sufrido choques internos por esta decisión. Ante este clima, la comisión 8-M, que organiza los actos del Día de la Mujer desde 1977, ha hecho un llamamiento a la unidad, a dejar aparcadas las diferencias y apostar por los temas que sí unen al feminismo, entre ellos, el terrorismo machista que ya ha asesinado este año a 14 mujeres, tres más que el año pasado a estas alturas.

El manifiesto, temas de consenso

El manifiesto que llama a participar en los actos por el Día de la Mujer menciona además la violencia sexual, el respeto a la diversidad sexual y la identidad de género o cambios en la situación laboral que permitan la conciliación y acaben con la brecha salarial o los techos de cristal, entre otras muchas reivindicaciones. Pero deja fuera aquellos temas que generan más enfrentamientos como la prostitución o una mención expresa a los derechos de las personas trans. En el manifiesto de la convocatoria barcelonesa, además, este año también se destaca la lucha por la justicia social y climática y la unión con las reivindicaciones del movimiento ecologista.  

Las impulsoras de esta protesta recuerdan que este Día de la mujer habrá que ir mucho más allá de las tradicionales huelgas, casi siempre enfocadas a los trabajos asalariados, y lograr que durante un día entero "las mujeres se planten y dejen de sostener el sistema", cada una a su manera y dentro de sus posibilidades. Así que, a pesar de las divisiones, este año el feminismo vuelve a salir a las calles recordando que su lucha también es interseccional, antiracista, ecologista, inclusiva y diversa. 

Principales convocatorias

En Madrid habrá diversos actos desde primera hora pero la convocatoria central es la manifestación, que partirá a las 17:00 horas desde Atocha y terminará en Plaza España, donde se ubicará el escenario donde se pronunciarán los principales discursos. El año pasado hubo más de 375.000 asistentes, el doble que el 2018, según la Delegación del Gobierno. Si el año anterior el objetivo de la comisión 8-M fue demostrar, con la huelga, que si paraban las mujeres, se paraba el mundo, en esta ocasión el colectivo convocante en la Comunidad de Madrid ha optado por la 'Revuelta Feminista', que ha consistido en organizar actos reivindicativos durante todo un mes para demostrar que la lucha por la igualdad no es flor de un día. Con estos mimbres, la comisión espera que la manifestación vuelva a ser masiva. 

En Barcelona, el colectivo 'Vaga feminista' convoca una huelga laboral, de consumo y de cuidados de 24 horas. La manifestación central, que el año pasado reunió a más de 200.000 mujeres, empezará a las 17:00 horas en Plaça Universitat. Entre los destacados del día 8, la concentración para mujeres migrantes, racializadas o refugiadas que partirá a las 8:30 desde la estación de ferrocarriles Sarrià y con la que se reivindicará la lucha (muchas veces invisibilizada) de estos colectivos. En Girona, la convocatoria principal se cita a las 18 en la Plaça 1 d'Octubre. En Lleida, a las 18 en la Plaça Ricard Vinyes. Y en Tarragona, a las 17:30 en la Plaça Imperial Tarraco.