Consumo limitará la publicidad de juguetes con contenidos sexistas

Abrirá un periodo de consultas con el fin de reformar la actual regulación publicitaria y evitar los sesgos de género

Estudia además cómo impedir los mensajes que muestran a niñas hipersexuadas, maquilladas o en poses seductoras

Ejemplo de un juguete que se comercializa especialmente para niñas.

Ejemplo de un juguete que se comercializa especialmente para niñas. / Ferran Nadeu

Se lee en minutos

Patricia Martín

El Consejo Audiovisual de Andalucía, por poner un ejemplo de los estudios realizados, ha determinado que el 54% de los anuncios de juegos y juguetes reproducen estereotipos sexistas, lo que influye en el autoconcepto de los menores y en la reproducción de los comportamientos sexistas y basados en un reparto patriarcal entre sexos desde edades muy tembranas. Y es en que la infancia el juego es un elemento socializador significativo y vehículo clave en la transmisión de contenidos simbólicos que conforman la identidad y el sistema de valores. 

Por todo ello, y en la semana previa al Día Internacional de la Mujer, el Ministerio de Consumo ha anunciado su intención de regular la publicidad de juegos y juguetes con el fin de eliminar los contenidos sexistas y que los contenidos publicitarios transmitan una imagen "igualitaria, plural y no esteretipada", según ha informado este miercoles el departamento encabezado por Alberto Garzón. 

Para ello, Consumo plantea desarrollar la actual regulación publicitaria con el fin de que las comunicaciones comerciales motiven decisiones de compra que no reproduzcan roles discriminatorios en el juego infantil y no tengan sesgo de género en la presentación que hacen de niños y niñas

Periodo de consultas

Para ello, se abrirá un proceso de información y participación en el que se recabarán las opiniones de expertos en igualdad e infancia, asociaciones de consumo, medios de comunicación, agencias publicitarias y anunciantes. 

Te puede interesar

Asimismo, desde el Ministerio, se está estudiando la fórmula para impedir la aparición de mensajes "que contribuyan a la sexualización temprana de las niñas". Se pretende evitar aquellos mensajes que muestran a las menores hipersexuadas, maquilladas, vestidas como adultas o con poses seductoras.