29 mar 2020

Ir a contenido

Estado de emergencia

La ONU pide a Corea del Norte que deje entrar equipamiento contra coronavirus

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas señaló que es necesario que el régimen norcoreano abra sus fronteras para conocer más información sobre cómo ha evolucionado el COVID-19 en ese país

El Periódico

Aumenta el número de contagios del coronavirus en Corea del Sur.

Aumenta el número de contagios del coronavirus en Corea del Sur. / EFE

El Consejo de Seguridad de la ONU quiere que Corea del Norte permita la entrada en el país de equipamiento contra el coronavirus con el fin de proteger a su población de la enfermedad, dijeron este jueves fuentes diplomáticas.

El riesgo que plantea el COVID-19 para el país asiático, fue discutido por el Consejo en una reunión a puerta cerrada para repasar la aplicación de las sanciones internacionales que pesan sobre el régimen de Pionyang.

Aval internacional

Según el embajador alemán ante la ONU, Christoph Heusgen, que es el responsable de este dossier, el comité encargado de supervisar esas sanciones dio permiso "inmediatamente" para que se exportase ese tipo de equipamiento.

"El problema ahora mismo es que Corea del Norte ha cerrado la frontera. Alrededor de la mesa (del Consejo) se hizo un llamamiento a Corea del Norte para que permita la entrada de este equipamiento con el fin de que la población esté mejor protegida", declaró a los periodistas.

Sin información del coronavirus

Heusgen dijo desconocer si se ha dado algún caso en ese país, ya que la información que llega es "extremadamente limitada".

El régimen de Pionyang anunció en enero a las embajadas presentes en Corea del Norte que todo diplomático extranjero que hubiera visitado China recientemente, sería sometido a una cuarentena de un mes, algo que está complicando aún más la obtención de información, según el embajador alemán.

Por ahora no se han dado a conocer casos en Corea del Norte, pese a que en las vecinas China y Corea del Sur se encuentran dos de los principales focos del COVID-19, lo que motivó que desde el 22 de enero las autoridades norcoreanas cerraran su frontera con el territorio chino.

Este miércoles, el relator de Naciones Unidas para Corea del Norte, el argentino Tomás Ojea Quintana, pidió a Pionyang que no aumente su aislamiento con la excusa de frenar la expansión del virus y que autorice la entrada de expertos médicos para ayudarle en las tareas de prevención.