28 sep 2020

Ir a contenido

Crisis sanitaria internacional

Isabel Sola, investigadora del CSIC: "La vacuna del coronavirus tardará meses en llegar"

La viróloga del Centro Nacional de Biotecnología cree que el coronavirus puede convertirse en una enfermedad habitual durante los inviernos

"Que se propague por África preocupa a todos", reconoce junto al equipo con el que busca un antídoto para afrontar este riesgo biológico

Natalia Vaquero

Isabel Sola, investigadora que busca una vacuna contra el coronavirus en el CNB-CSIC. / FOTO Y VÍDEO: DAVID CASTRO

Hasta conseguir una vacuna para combatir el coronavirus, tarea en la que está volcada en el Centro Nacional de Biotecnología de Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CNB-CSIC), el principal consejo de la viróloga Isabel Sola para evitar el contagio  consiste en lavarse muy bien las manos cuantas veces sea necesario. Actualmente está a la espera de los permisos ministeriales para hacer un prototipo de este virus, que puede llegar a convertirse en una enfermedad habitual durante los inviernos.

Esta científica navarra que dirige el laboratorio de coronavirus más importante de España llama a la calma, sugiere huir de los bulos que sobre el covid-19 circulan por las redes sociales y mira con precaución a África, donde a pesar de no haber más que dos casos declarados, la epidemia puede hacer estragos silenciada por unos servicios sanitarios muy deficientes.

-¿Cómo van las investigaciones en las que usted participa junto a científicos alemanes, norteamericanos y chinos para encontrar una vacuna contra el coronavirus?
-Queremos reconstruir el virus y estamos a la espera de los permisos del Ministerio de Transición Ecológica para poder manipularlo, porque es peligroso para los humanos.

-Entonces, ¿cuándo tendremos la vacuna?
-Una vez creado en el laboratorio el prototipo de vacuna, tendremos que ensayarlo en animales para confirmar su eficacia y por último empezaremos los ensayos clínicos en humanos. Tardará en llegar bastantes meses.

-¿El coronavirus formaba parte de la naturaleza antes de que lo hayamos padecido los humanos o es una mutación de otro microorganismo existente?
-Los coronavirus están en la naturaleza en reservorios naturales, y el más común es el de los murciélagos. Desde aquí pueden transmitirse a otros animales o directamente al hombre.

-¿Qué ha ocurrido en este caso?
-Debe haber un animal intermedio que no hemos identificado y que lo ha pasado al humano. La hipótesis de que haya saltado directamente del murciélago es poco probable porque ahora están hibernando.

-Una vez que el virus ya está en España, ¿qué recomendaciones generales da a la población?
-Lavarse muy bien las manos porque es un virus que se transmite por el aire. Cuando tosemos, estornudamos o hablamos se liberan partículas diminutas de saliva en las que puede viajar unos metros y llegar a nuestro organismo.

"Hay que lavarse muy bien las manos porque es un virus que transmite por el aire"

Isabel Sola

Investigadora del CSIC

-¿Qué le preocupa más a usted: el coronavirus o el virus del miedo?
-El coronavirus es real y por eso buscamos una vacuna. El virus del miedo es algo libre que circula sin control y que se debe vacunar con información veraz, huyendo de los bulos.

-¿Es hora de salir a la farmacia en busca de una mascarilla?
-No es necesario y además no todas son eficaces frente a un riesgo biológico como este. Se debe utilizar en situaciones especiales y siempre cubriendo perfectamente la nariz y la boca, que son las vías por las que entra el virus al organismo.

Isabel Sola, de pie, observa un microscopio en un laboratorio del CNB-CSIC. / DAVID CASTRO

-¿Por qué el virus es más letal en China que fuera de ese país?
-El porcentaje de mortalidad depende de la población infectada y de las condiciones sanitarias para evitar o no la muerte. En el 80% de los infectados, el virus tiene síntomas leves, en el 20% restante pueden ser más severos y puede ser mortal en un porcentaje del 2%.

-¿Hasta cuándo se puede extender esta epidemia?
-Si las medidas de contención son eficaces se conseguirá aislar como se hizo con el SARS en el 2002. Empezó en noviembre en China y se dieron los últimos casos en abril del 2003.

-La gripe A está ya en el catálogo normal de gripes. ¿Llegará a ser el coronavirus parte de nuestra microfauna habitual durante los inviernos?
-Podría ser un virus estacional que aparezca en invierno y desaparezca en primavera.

"Podría ser un virus estacional habitual en invierno"

-¿Qué riesgo real hay de que mute durante esta pandemia y se convierta en una versión más peligrosa?
-Poco. Los virus pueden mutar y son más mortales al principio, pero luego lo que quieren es sobrevivir y multiplicarse. Si mata a toda la población, muere él.

-Casi todas las nuevas gripes que se convierten en epidemia (Aviar, H1N1, Gripe A) vienen de Asia…
-En Asia ese salto a la especie humana parece que se produce en mercados de riesgo, con animales vivos y sin control sanitario.

-Con el gran número de chinos que trabajan en proyectos industriales en África, ¿por qué solo se conocen dos casos de contagio?
-China ha aplicado medidas de contención muy estrictas para evitar la salida de gente de allí. Puede ser también que en esos países africanos fallen los sistemas de vigilancia.

-¿Es por ello que apenas hay referencias de coronavirus en países africanos?
-Cuando la OMS declaró la emergencia global lo hizo pensando en países menos desarrollados que el nuestro. La posibilidad de que se extienda por África preocupa a todos.

-¿Qué debemos aprender de esta pandemia?
-Que los virus forman parte de la naturaleza. Como conocemos este riesgo, debemos tener la mente abierta para analizar si tenemos un catarro o un virus de este tipo y en ese caso, aislarse y llamar al médico.