03 jul 2020

Ir a contenido

Estado de alerta

En cuarentena por el coronavirus Attilio Fontana, el presidente de Lombardía

Ante el hecho de que una de sus colaboradoras cercanas ha dado positivo al COVID-19, el gobernante de esta región del norte de Italia decidió aislarse para evitar más contagios

El Periódico

Attilio Fontana, el presidente de Lombardía, Italia.

Attilio Fontana, el presidente de Lombardía, Italia.

El presidente de la región de Lombardía (norte de Italia), Attilio Fontana, ha iniciado una cuarentena después de que una de sus colaboradoras haya dado positivo por el coronavirus, según anunció él mismo esta noche en Facebook.

"Estoy en directo desde mi oficina en Palazzo Lombardia. Una colaboradora de mi personal ha resultado positiva del coronavirus. Hoy nos hemos hecho el test yo y el resto de mi equipo y, por suerte, por el momento hemos dado negativo", cuenta en un vídeo en directo. "Esto llevará a que yo, como otros ciudadanos en esta situación, tengamos un periodo de auto-cuarentena de 14 días", añade.

Más casos sospechosos

Las sospechas de que algo similar podía ocurrir, comenzaron a surgir esta tarde-noche, cuando una conferencia de prensa prevista para las 18.30 en Milán, fue anulada en el último momento con los periodistas ya en la sala.

De manera sorpresiva se anunció que "un técnico regional que ha estado en contacto con la unidad de crisis que está coordinando la emergencia del coronavirus", había presentado síntomas y que "están en curso algunos controles sanitarios", por lo que "de acuerdo con las directrices del Ministerio de Salud, la conferencia de prensa queda anulada".

El anuncio provocó momentos de confusión e incertidumbre entre los periodistas presentes, algunos de los cuáles se preguntaban "¿tendremos que ponernos en cuarentena?" y la principal sospecha era que pudiera estar afectado alguien del círculo del gobierno regional.

Los contagios en Italia

Italia alcanzó una cifra de 400 contagiados por el coronavirus, entre ellos 12 fallecidos, y la inmensa mayoría de los casos siguen concentrados en el norte del país y muy especialmente en Lombardía, con más de 300 y donde se han registrado 9 de los fallecimientos.

Esta región con capital en Milán es el principal foco del coronavirus y a unos 50 kilómetros de esta urbe, capital económica de Italia, se encuentran los pueblos de la llamada "zona roja" donde surgieron los primeros casos y han sido puestos en cuarentena con sus 50.000 habitantes.

"Podemos continuar trabajando, librando la batalla que estamos llevando a cabo para evitar la difusión de este virus", afirma en el vídeo. Y señala que vivirá las próximas dos semanas en una especie de autoaislamiento, "para proteger a todos aquellos que viven conmigo o trabajan conmigo".