06 abr 2020

Ir a contenido

Virus fuera de control

Coronavirus: China eleva a 2.788 las muertes y cifra en 78.828 las personas contagiadas

Si bien la mayoría de casos se registran en China, se han detectado casos en otros países del sureste asiático, Europa, América y Oriente Próximo

El Periódico/Xinhua/EP

Coronavirus: China eleva a 2.788 las muertes y cifra en 78.828 las personas contagiadas

EFE

El Ministerio de Salud de China ha elevado este viernes a 2.788 las personas que han muerto a causa del brote del nuevo coronavirus y a 78.824 los contagiados.

Las autoridades sanitarias chinas han indicado que este jueves se han registrado 327 nuevos casos de coronavirus y que 44 personas han muerto a causa del brote en el país asiático, 41 de las cuales han fallecido en la provincia de Hubei, donde se encuentra Wuhan -epicentro del brote-, dos en Pekín y otro en Xinjiang.

Durante el jueves se han confirmado 452 nuevos casos sospechosos de coronavirus, mientras que 3.622 pacientes han sido dados de alta del hospital tras haberse recuperado. Por su parte, el número de casos graves ha disminuido en 394, hasta los 7.952.

En total, 2.308 personas todavía son sospechosas de estar contagiadas por el coronavirus y 36.117 personas han recibido el alta médica en diferentes hospitales de todo el país, han afirmado las autoridades sanitarias de China.

El Ministerio de Salud chino ha trasladado también que se está tratando a 656.054 personas que tuvieron contacto cercano con pacientes contagiados por el coronavirus. De ellas, 10.525 han concluido su observación este jueves, mientras que 65.225 siguen en evaluación.

Hasta la noche del jueves, se han confirmado 93 casos de coronavirus en Hong Kong, entre los que se incluyen dos muertes, y diez casos en Macao. Además, 26 pacientes han sido dados de alta en Hong Kong tras recuperarse del virus, mientras que en Macao han sido ocho.

Aunque el epicentro del coronavirus está en Wuhan y la mayoría de casos se registran en China, se han detectado casos en otros países del sureste asiático, Europa, América y Oriente Próximo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró la emergencia sanitaria internacional a finales de enero y ha pedido a la comunidad internacional que redoble sus esfuerzos.