01 abr 2020

Ir a contenido

AVANCES PARA COMBATIR EL COVID-19

Un fármaco contra la malaria y la artritis demuestra su eficacia contra el coronavirus

Investigadores chinos concluyen que el fosfato de cloroquina, presente en cuatro medicamentos en España a un precio que ronda los 6,75 euros, bloque la infección a "unas concentraciones muy bajas"

El Periódico

Pastillas de fosfato de cloroquina, fármaco que se ha demostrado eficaz contra el coronavirus.

Pastillas de fosfato de cloroquina, fármaco que se ha demostrado eficaz contra el coronavirus.

Los investigadores chinos llevan semanas probando diferentes fármacos en pacientes que han dado positivo en coronavirus y han llegado a la conclusión de que uno ya existente, el fosfato de cloroquina, ha demostrado cierta efectividad.

Los primeros estudios 'in vitro' han demostrado que la cloroquina ha bloqueado la infección por Covid-19 a "unas concentraciones muy bajas", según explican en una investigación publicada el pasado día 19 en la revista 'BioScience Trends'.

La cloroquina era antiguamente el tratamiento de referencia contra la malaria, hasta que se volvió resistente en muchas zonas del mundo. Por sus características antiinflamatorias, la cloroquina también se emplea habitualmente contra otras enfermedades, como la artritis reumatoide. Además, se encuentra en la lista de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de Salud (OMS) por ser un fármaco seguro y efectivo.

A unos 6,75 euros

En España existen actualmente cuatro fármacos cuyo principio activo es la cloroquina o la hidroxicloroquina. Requieren de prescripción médica y su precio en farmacias ronda los 6,75 euros.

Según ha revelado Sun Yanrong, subdirectora del Centro Nacional para el Desarrollo de la Biotecnología de China, el fármaco ha sido aplicado a más de un centenar de pacientes en más de 10 hospitales chinos, incluido Wuhan -donde se originó la epidemia- y ha demostrado ser mejor que los tratamientos convencionales.

"Los resultados han demostrado que el fosfato de cloroquina es superior a los tratamientos de control al inhibir la exacerbación de la neumonía, mejorar los resultados en las imágenes de pulmón, promover una conversión negativa del virus y acortar el curso de la enfermedad", explican los autores de la investigación.