06 abr 2020

Ir a contenido

EL IMPACTO DEL CORONAVIRUS

Las bolsas europeas registran la mayor caída desde el 'brexit'

El Ibex pierde un 4% en la jornada, en línea con las pérdidas de los principales mercados europeos

Max Jiménez Botías

Una agente de bolsa trabaja con máscara protectora en Seúl.

Una agente de bolsa trabaja con máscara protectora en Seúl. / JEON HEON-KYUN / EFE

El Ibex 35 ha caído este lunes por debajo de los 9.500 puntos, con un descenso del 4,07%, el mayor retroceso desde el referéndum del 'brexit' en el 2016 --el 25 de junio del 2016, tras el referéndum en el Reino Unido, la bolsa española perdió un 12%--. En esta ocasión son los efectos de la expansión del coronavirus por Italia, donde ya se ha cobrado la vida de siete ciudadanos. El índice no ha encontrado antídoto a los efectos de la epidemia ni siquiera en el buen dato de confianza alemana. La evolución del índice español ha sido similar a la del resto de mercados europeos. La principales bolsas han cedido más de un 4%. Asimismo, la apertura negativa de Nueva York, con caídas cercanas también al 3%, ha agudizado las pérdidas en Europa, donde destacan los número rojos de Milán, que ha perdido 5%.

Las caídas generalizadas se justifican por el incremento del temor ante el coronavirus, respecto al que la situación ha cambiado sustancialmente en poco tiempo. Hace unos días parecía que las alarmas se reducían y que la epidemia estaba controlada, ante la disminución de la aparición de nuevos casos; pero la calma no ha durado mucho y, si el virus hasta ahora estaba focalizado en China, la aparición de casos fuera de sus fronteras ha hecho que las incertidumbres se disparen, consideran los analistas.

La crisis sanitaria provocada por el coronavirus en Italia así como su expansión en Corea del Sur e Irán han golpeado a la economía mundial en este inicio de semana en las bolsas, pero también en el precio del petróleo, que bajó más de un 2%. Mientras que determinados valores refugio, como el oro la plata, se han movido al alza durante esta jornada, que ha resultado negra para los sectores más ligados al impacto del coronavirus en las bolsas globales. Aerolíneas, hoteleras y empresas del sector del lujo ha resultado particularmente castigadas. La caída de la demanda china asusta, y mucho, a la industria de las aerolíneas e IAG cede un 9,48%% en la bolsa española para despedirse de los 7 euros por acción por primera vez desde el 4 de febrero. Sus títulos cotizan en 6,7 euros a media sesión. Destaca también la caída de Melià, con pérdida del 7,6% en la sesión.

56 dólares el barril

La Bolsa de Seúl cayó por su parte un 3,87% al cierre en su principal indicador, el Kospi, en una sesión marcada por los temores que está generando la alarmante extensión del Covid-19 en Corea del Sur. El Kospi retrocedió hoy 83,80 puntos, hasta 2.079,04 puntos, mientras que el índice tecnológico Kosdaq perdió un 4,30% o 28,70 puntos, hasta 639,29 unidades.

Indicador del temor a nivel global, el barril del crudo Brent, ha retrocedido este lunes y se situaba en los 55.7 dólares, mientras que el Texas se colocaba en los 51 dólares. La semana pasada, el oro negro había descendido por el renovado temor a una expansión del Covid-19 y el fuerte incremento de nuevos casos fuera de China, especialmente en Italia y Corea del Sur, ha empujado otra vez los precios a la baja, según los expertos. Por su parte, el oro continúa su escalada como valor refugio y ha alcanzado los 1.675 dólares.

Precaución ante la caída

Los expertos temen que la expansión del coronavirus en Europa tenga efectos más drásticos de los esperado, por lo que plantean mantener la precaución en los mercados. "El hueco dejado este lunes en apertura, es el nivel a cubrir antes de pensar en recuperaciones posibles. La fuerza del movimiento, causado por el miedo a los efectos económicos del coronavirus, invita a la precaución antes de pensar en 'comprar la caída'", explica Javier Molina, portavoz de eToro en España.

Según Gilles Moëc, de AXA Investment Manager, “hasta ahora, el impacto económico de la epidemia ha sido de un 'shock' en el suministro de productos, pero la aparición de un foco de contagio espontáneo en Italia cambia la dimensión del problema”, explica Moëc, que destaca que las zonas afectadas “son cruciales en términos de producción. Lombardía, Véneto y Emilia-Romagna representan por sí solas el 40% del PIB en Italia y el 6% del PIB total de la eurozona”.

“A no ser que haya una rápida resolución de la epidemia, los efectos por el lado de la demanda aparecerán en la próxima remesa de datos de actividad. Por eso creemos que los consensos previos de una fuerte recuperación económica en forma de V empiezan a aparecer cada vez más cuestionables (…). Empiezan a acumularse datos que evidencian un comienzo de 2020 débil en EE UU”.

De hecho el efecto sobre la economía mundial no es despreciable. "El impacto económico es más grave de lo esperado ya que ahora China es un jugador global con un papel importante en la mayoría de las cadenas de valor”, afirma  Philippe Waechter, director de investigación económica de Ostrum AM (Natixis IM),Y es que, según subraya, “si la actividad corporativa se detiene en China las compañías en otras partes del mundo no podrán producir ya que no pueden reemplazar espontáneamente el componente chino de su línea de producción”.