28 nov 2020

Ir a contenido

medidas preventivas

Suspendido el partido del Eibar-Real Sociedad por la contaminación del vertedero de Zaldibar

La Federación Española de Fútbol ha anunciado la medida por las recomendaciones del Gobierno Vasco

Los dos operarios que fueron sepultados siguen sin ser localizados, nueve días después

El Periódico

Operarios trabajan tras el derrumbe del vertedero de Zaldibar. / LUIS TEJIDO / EFE / VÍDEO: EUROPA PRESS

La Federación Española de Fútbol ha decidido suspender el partido Eibar-Real Sociedad, previsto para las cuatro de la tarde de este sábado, debido a los niveles de contaminación que desprende el incendio del vertedero de Zaldibar (País Vasco). El comité de competición ha acordado suspender el encuentro que se iba a celebrara en el estadio municipal de Ipurua, según han informado ambos clubes a Efe.

De esta forma, se atiende a la petición que había hecho la Consejería de Salud del Gobierno vasco a los vecinos de Eibar, Ermua y Zaldibar para que no ventilen las viviendas y mantengan la ventanas cerradas el mayor tiempo posible, y que reduzcan las actividades deportivas intensivas al aire libre, debido a la presencia en el aire de furanos y dioxinas en cantidades entre 40 y 50 veces por encima de lo habitual.

Las dioxinas y furanos son los contaminantes que se generan al quemar plásticos y materiales que contienen cloro, siendo el incendio en lo alto del vertedero de Zaldibar la causa de la presencia de estos contaminantes. El vertedero sufrió una corrimiento de tierras el pasado día 6 y ha sepultado a dos trabajadores que siguen sin ser localizados.

Además, en las poblaciones de Eibar, Ermua y Zaldibar, el viceconsejero de Salud del Gobierno vasco, Iñaki Berraondo, ha recomendado esta mañana que los vecinos no abandonen estas poblaciones, que no ventilen las viviendas y que mantengan la ventanas cerradas el mayor tiempo posible. Lo ha dicho en una rueda de prensa posterior a la reunión de mesa técnica de coordinación y seguimiento sobre el vertedero de Zaldibar donde ha lanzado un mensaje de tranquilidad señalando que "no hay riesgo para la salud".

El viceconsejero ha señalado que las atenciones médicas en la región han bajado, por lo que ha justificado que "no tendría ningún sentido" el uso de mascarillas. Se han mandado también a Madrid para ser analizadas las mediciones de aire realizadas en la zona los días 10, 11, 12 y 13 de febrero, análisis que tardan un mínimo de cuatro días en arrojar resultados.