22 sep 2020

Ir a contenido

Primera víctima mortal en Girona por un accidente de patinete eléctrico

El hombre no llevaba casco en el momento del siniestro y murió tres días después en el hospital

El Periódico

Un hombre conduce un patinete eléctrico.

Un hombre conduce un patinete eléctrico. / Jordi Cotrina

Un vecino de Lloret de Mar se convierte en la primera víctima mortal por un accidente de patinete eléctrico en la provincia de Girona. El fallecido, de 35 años y de origen senegalés, sufrió el accidente el 1 de febrero y murió al cabo de tres días en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Josep Trueta al no poder superar las heridas provocadas por la caída.

La víctima no llevaba casco de protección en el momento del accidente y fue una patrulla de la Policía local quien lo encontró inconsciente y ensangrentado en el suelo de la calle Joan Labios. Los agentes utilizaron un desfibrilador automático (DEA) para reanimar al hombre, que fue trasladado por el Servicio de Emergencias Médicas (SEM) al hospital Trueta e ingresado en estado crítico.

Finalmente, la víctima murió el pasado 4 de febrero y la causa de su caída aun se investiga, según informa el Diari de Girona. La Policía Local de Lloret de Mar apunta que la víctima en el momento de los hechos tendría la intención de subir a la acera y que el vehículo se habría tropezado, provocando una caída y un fuerte traumatismo en la cabeza de la víctima.

Hasta los 45 kilómetros por hora

Sin embargo, las circunstancias del accidente no están claras y la investigación policial sigue abierta. El patinete que llevaba la víctima era un vehículo eléctrico que podía llegar a los 25 kilómetros por hora, pero en caso de ser modificado podría llegar a los 45.

Estos tipos de vehículos han proliferado los últimos meses en las comarcas de Girona y los hay que incluso pueden llegar a la velocidad de un ciclomotor. Esta circunstancia ha encendido la alarma en la Dirección General de Tráfico (DGT), quien ha empezado a hacer una primera regularización para que las autoridades tengan recursos cuando vean infracciones cometidas por este tipo de vehículos.

Hace tiempo que las autoridades recuerdan que habría que ir con casco cuando se circula con estos vehículos, sobre todo los motorizados, porque pueden alcanzar altas velocidades.

Normativa actual

Además, en Lloret de Mar existe una normativa que deja muy claro cómo, dónde y cuándo pueden circular los llamados vehículos de movilidad personal (VMP), entre los que hay patinetes, segways y vehículos de esta tipología.

La ordenanza vigente prohíbe a estos a circular por espacios peatonales de menos de cinco metros de anchura, o a hacerlo en la zona peatonal del centro de Lloret desde las 10 de la noche y hasta las 6 de la mañana. La circulación nocturna en estas zonas está prohibida aunque el vehículo disponga de alumbrado. También está restringido ir en grupo de más de siete vehículos. Este último aspecto se debe a que hay empresas donde se alquilan patinetes.