28 feb 2020

Ir a contenido

INSPECCIÓN DE TRABAJO ACTUARÁ

El Gobierno revisará las chabolas de temporeros en Huelva tras el varapalo de la ONU

El Ejecutivo cambiará la legislación para que los inspectores de Trabajo puedan "intervenir" en zonas con "infraviviendas"

Se trata de la respuesta al informe del relator de la ONU que denunció que son peor que los campos de refugiados

Patricia Martín / Elisenda Colell

Visita del relator de la ONU sobre la pobreza extrema, Philip Alston, a Lepe.

Visita del relator de la ONU sobre la pobreza extrema, Philip Alston, a Lepe. / Bassam Khawaja

El Gobierno central hará los cambios normativos necesarios para que Inspección de Trabajo pueda "personarse e intervenir" en los asentamientos y las infraviviendas cuya situación de extrema miseria denunció el relator de la ONU contra la pobreza, Philip Alston, en el campo de Huelva. Así lo ha comunicado este viernes el Ministerio de Trabajo y Economía a los sindicatos agrarios, según han informado el mismo departamento y la vicepresidencia de Derechos Sociales a través Twitter.

"Creo que es bueno. Yo me preocupé porqué vi que nadie se estaba responsabilizando de esta situación: ni las empresas, ni el ayuntamiento, ni la comunidad autónoma ni tampoco el gobierno nacional. Todos respondían que no sabían que es lo que estaba ocurriendo allí. Creo que es bueno que se tome alguna medida y que se constate qué mejoras se pueden aplicar", ha sostenido el relator, Philip Alston, en declaraciones a EL PERIÓDICO, tras conocer el anuncio del gobierno central. 

El relator de la ONU consideró en un duro informe sobre la situación en España que las condiciones en las que viven algunos de los trabajadores del campo de Huelva son "mucho peores que las de los campos de refugiados". EL PERIÓDICO, precisamente, publica  un amplio reportaje sobre las zonas que visitó Alston y las condiciones de extrema pobreza en la que viven mucho de sus habitantes. 

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, señaló el jueves en una comparecencia en el Congreso de los Diputados que le "avergüenza" que el alto representante de la ONU haya encontrado condiciones de "chabolismo y semiesclavitud" en España, que son "intolerables". Ante ello, el Ejecutivo "no va a permanecer impasible", avisó.

Se trata de "infraviviendas"

En este contexto, la primera medida anunciada consiste en la de modificar la legislación para que la Inspección de Trabajo pueda intervenir en los asentamientos de Hueva y poder comprobar, de primera mano, "las condiciones de dichas infraviviendas", según informa la vicepresidencia de Derechos Sociales.    

"Constatar por parte de la Administración las condiciones en las que malviven estos trabajadores agrarios es un primer paso imprescindible para garantizar su dignidad y derechos", añade el departamento capitaneado por Iglesias.