04 ago 2020

Ir a contenido

INFORME ANUAL

Los rectores cargan contra un sistema de becas "excluyentes e insuficientes"

El actual sistema de ayudas está "llevando al colapso el ascensor social que siempre ha sido la universidad"

Olga Pereda

Estudiantes en un aula, durante un examen. 

Estudiantes en un aula, durante un examen.  / JULIO CARBÓ

El sistema de becas para estudiantes universitarios en España es "insuficiente y excluyente". El requisito académico (la nota de corte) deja fuera de las ayudas a más de 45.000 alumnos que sí que cumplen las condiciones económicas (renta familiar) para acceder a las ayudas y que, sin embargo, se ven abocados a dos caminos: pedir un esfuerzo económico a sus familias para seguir estudiante la carrera o abandonar la universidad. Así se desprende del informe que cada año realiza la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas (CRUE), presentado hoy en Madrid.

El informe deja claro que el importe de las becas deja mucho que desear. En el curso 2017/18 los becados recibieron unas cantidades que  oscilan entre los 2.550 y los 4.124 euros, dependiendo de varios factores, como el grado y la residencia. "Con estos importes no cabe la menor duda de que el esfuerzo público para garantizar la igualdad de oportunidades es insuficiente", concluye el estudio, en el que se hace hincapié en que la condición de becario tiene incidencia positiva tanto en el número de créditos en los que el estudiante se matricula como en los resultados académicos. La tasa de abandono neto en el primer año es prácticamente la mitad de la que tienen los alumnos no becados.

"Por desgracia, el sistema es demasiado exigente y excluyente. Está llevando al colapso el ascensor social que siempre ha sido el sistema universitario", ha criticado el presidente de CRUE y rector de la Universidad de Córdoba, José Carlos Gómez Villamandos, tras recordar que el importe de las becas ha sufrido un descenso de 600 euros desde el curso 2012-13.

El informe de la CRUE concluye que ni hay demasiadas universidades en España ni demasiados universitarios. El 23,6% de jóvenes entre 19 y 28 años cursan estudios superiores, un porcentaje idéntico a la media europea. Sin embargo, la demanda de matriculaciones en carreras  del ámbito de ciencias, matemáticas, informática, telecomunicaciones e ingeniería se sitúa cinco puntos porcentuales por debajo de la media de la Unión Europea, una distancia que se supera mucho cuando se compara la cifra con Reino Unido (7 puntos) o Alemania (14 puntos).  Este tipo de carreras registran elevadas tasas brutas de abandono global, que van desde el 37%  a casi el 50%