11 ago 2020

Ir a contenido

PRESUPUESTOS DE LA GENERALITAT

El Govern vuelve a asumir las guarderías e impulsa el comedor en los institutos

Bargalló presenta las cuentas para Educació, las más elevadas de la historia con 5.671 millones de euros

El 'conseller' anuncia que los resultados de las pruebas de competencias básicas dejarán de ser públicos

Carlos Márquez Daniel

Bargalló, en el Parlament, en mayo del 2019. 

Bargalló, en el Parlament, en mayo del 2019.  / ALBERT BERTRAN

Los presupuestos que el Govern salvará en el último suspiro antes de agotar la legislatura contienen la partida de Educación más importante de la historia. La 'conselleria' que dirige Josep Bargalló dispondrá de 5.671 millones, un 17% más que las últimas cuentas aprobadas, las del 2017, y permitirán que la Generalitat vuelva a hacerse cargo de las guarderías públicas, que un centenar de institutos apliquen la reforma horaria con la apertura de comedores y que la batalla por la escuela inclusiva disponga de medios para lograr cierta efectividad. Esa es la hoja de ruta. El día a día irá confirmando o desmintiendo.

Bargalló se ha hecho carne este viernes en el Parlament para dar cuenta del dinero que moverá su departamento este año. Ha aplaudido que su presupuesto sea así de boyante, por encima del 2010, cuando empezaron las estrecheces, cuando su negociado disponía de 354 millones menos que ahora. "Se empieza a revertir la inflación presupuestaria de los recortes", ha señalado el 'conseller', que ha celebrado que se haya alcanzado un acuerdo presupuestario que evitará el "colapso" del sistema educativo. 

Comer a la hora

En ese camino hacia una enseñanza más inclusiva, Educació prevé invertir 17,2 millones en la contratación de 445 nuevos profesionales, de los que 184 serán personal de atención educativa, como trabajadores sociales o fisioterapeutas. En cuanto a las guarderías, se pasará de 0 euros a 70 millones, lo que permitirá volver a asumir un gasto que en los últimos siete años han asumido los ayuntamientos, que también empezarán a cobrar la deuda contraída en este tiempo y que debería estar saldada en un plazo de 10 años. También destaca la apertura de 103 comedores en sendos institutos, lo que incorporará a sus alumnos a los postulados de la reforma horariapermitiendo que coman en una franja saludable, entre las 12 y las 14 horas. 

Por otra parte, el responsable de Educació ha anunciado que los centros educativos no podrán hacer públicos los resultados que obtienen sus alumnos en las pruebas de evaluación de sexto de primaria y cuarto de la ESO. Esta evaluación de competencias básicas permite conocer el nivel de los alumnos, pero, en una perversión del invento, había generado un ranking de escuelas. Dar a conocer los notas, según Bargalló, "rompe la equidad del sistema, ya que normalmente se utiliza de mala fe y siempre sirve para poner etiquetas