28 mar 2020

Ir a contenido

EPIDEMIA MUNDIAL

Rusia cierra su frontera oriental y deja de expedir visados a chinos

El país se siente muy vulnerable por ser un punto de tránsito de muchas personas que viajan entre Europa y el gigante asiático

Marc Marginedas

Funcionarios rusos controlan la temperatura de pasajeros procedentes de China en un aeropuerto de Moscú.

Funcionarios rusos controlan la temperatura de pasajeros procedentes de China en un aeropuerto de Moscú. / EFE / EPA / MAXIM SHIPENKOV

Rusia se siente muy vulnerable ante la epidemia del coronavirus chino, y ha comenzado ya a tomar medidas para prevenir en lo posible los contagios. El Gobierno de Moscú  ha anunciado su intención de cerrar los más de 4.000 kilómetros de frontera que comparte con el gigante asiático, al tiempo que desde el Ministerio de Exteriores se ha ordenado detener temporalmente la expedición de visados electrónicos a los ciudadanos chinos en varios puntos, según ha informado Tass. 

"Una orden ha sido firmada hoy y va a entrar en vigor; informaremos asimismo de las medidas adoptadas para cerrar la frontera en el Extermo Oriente" ha anunciado el flamante primer ministro, Mijaíl Mishustin. Por su parte, el Ministerio de Exteriores ha dado a conocer que a partir de ahora no se concederán visados electrónicos a ciudadanos chinos en ningún punto de pasaje de la larga frontera común, ni tampoco en el enclave de Kaliningrado o el la ciudad de San Petersburgo.

 Pese a que las autoridades locales aún no han informado de ningún caso de neumonia de Wuhan por coronavirus en territorio ruso, sí es cierto que por razones geográficas el país es una escala frecuentada por los viajeros que se trasladan desde China a Europa. De hecho, Ural Airlines, una compañía aérea rusa que ofrece precios vuelos entre Asia y el continente europeo a precios asequibles, ha supendido ya vuelos entre Yekaterinburgo, en cuyo aeropuerto se halla su principal base, China y algunas ciudades europeas hasta que la epidemia "haya sido contenida", ha informado en su página web.

No más turistas chinos en territorio ruso

Por su parte, la Agencia Federal del Turismo ha desaconsejado a los ciudadanos rusos que se abstengan de viajar a China, al tiempo que los touroperadores locales han dejado de recibir a grupos de turistas chinas. No solo han inquietud por la entrada de viajeros via aérea. Los ferrocarriles también son motivo de inquietud en Moscú, A partir de mañana, solo se mantendrán hasta nuevo aviso los convoyes que unen de forma directa, sin transbordo Moscú y Pekín.