01 jun 2020

Ir a contenido

Prevención

Las farmacias de Barcelona agotan las mascarillas por el coronavirus

La mayoría de los clientes son chinos que las compran para enviarlas al país asiático

Las tres principales distribuidoras catalanas agotan todas sus existencias

El Periódico / Agencias

Unas mujeres asiáticas pasean por el centro de Milán con unas mascarillas médicas

Unas mujeres asiáticas pasean por el centro de Milán con unas mascarillas médicas / Mourad Balti Touati (EFE / EPA)

Las mascarillas de protección se han agotado en la mayoría de las farmacias de Barcelona debido a que las tres principales distribuidoras, Fedefarma, Alliant Healthcare y Grupo Cofares, se han quedado sin existencias, según ha confirmado el Col·legi Oficial de Farmacèutics de Barcelona (COFB) a EL PERIÓDICO. Las tres empresas esperan recibirlas la próxima semana. El COFB no detalla las causas de esta falta de 'stock', pero coincide con el actual brote de coronavirus y con lo que está ocurriendo en otras ciudades españolas, como Madrid y València.

Las oficinas de farmacia de la Comunidad de Madrid están experimentando un fuerte aumento de demanda de mascarillas protectoras por parte de ciudadanos chinos a raíz del brote de coronavirus detectado en el país asiático, lo que ha generado una situaciones de "desabastecimiento total" en varias de ellas.

[Sigue aquí las últimas noticias del coronavirus].

De hecho, algunas de las farmacias madrileñas han contactado ya con proveedores hospitalarios para lograr más unidades de mascarillas al constatarse casos de agotamiento del 'stock' de estos productos, sobre todo en zonas de alta concentración de población china.

Así lo ha indicado a Europa Press la vocal de Dermofarmacia y Productos sanitarios del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM), Rosalía Gozalo, para incidir en el aumento de demanda de este tipo de productos a raíz del brote de coronavirus.

En este sentido, ha apuntado que el motivo principal de esta compra masiva de mascarillas sería el disponer de mascarillas para enviarlas a su país o porque tienen pensado realizar a lo largo del año algún viaje a China.

Además, no solo ha aumentado la compra de mascarillas de protección sino también las soluciones hidroalcohólicas para lavarse las manos. En este caso, su uso está más extendido en España y se suelen adquirir, por ejemplo, en profesionales del transporte de forma frecuente. El más elegido son los productos en formato de bolsillo, que se pueden llevar el bolsos o mochilas y emplear en cualquier circunstancia.

Cultura de protección

Gozalo, quien también es titular de una farmacia en Vallecas, ha señalado que el uso de mascarillas es ampliamente extendido en la población china "por su cultura de protección", combinada por el hecho de residir en su país de origen en núcleos urbanos de gran densidad poblacional.

De hecho, la vocal del Colegio de Farmacéuticos de Madrid ha subrayado que el cliente chino tiene "gran conocimiento" de las características de este producto y de la normativa que regula el nivel de protección de las mascarillas.

Al respecto, ha incidido a modo genérico que existen las denominadas mascarillas quirúrgicas, que consisten en evitar la transmisión de agentes patógenos o de fluidos por parte del portador, es decir, garantizar que no se da "contagio de dentro afuera".

Luego están las denominadas mascarillas de protección que son la que preservan a su portador de agentes patógenos o virus que están en el exterior. Por tanto, se trata de garantizar que no hay contagio "de fuera a dentro".

Este es el modelo de mascarillas que demandan los ciudadanos chinos "y no cualquier modelo", dado que suelen preguntar por el modelo certificado en normativa americana N95, que "protege muchísimo".

Normativa europea 

Gozalo ha señalado que en materia de mascarillas existe también una normativa europea que pauta tres niveles de protección: FFP1 (78% de protección), FFP2 (92% de protección) y FFP3 (98% de protección). El modelo americano se sitúa en un grado 95 de protección en su filtro de respiración, intermedio entre el nivel 2 y 3 europeo.

Así, en el caso de la región y de España, los ciudadanos chinos se decantan sobre todo por el modelo FFP2, pero ante la falta de unidades están demandando cualquier clase de mascarilla.

Como dato ilustrativo de esa demanda que se ha disparado en las últimas fechas, Gozalo ha aludido que tiene constancia de un pedido de "hasta 10.000 unidades". "Hay casos de desabastecimiento total", ha agregado.

Un ejemplo del aumento de demanda en oficinas de farmacia se ha detectado en el entorno del polígono de Cobo Calleja, donde hay gran presencia de negocios regentados por ciudadanos chinos.

Ello ha llevado también a tener que contactar con proveedores hospitalarios para ver si pueden enviar también mascarillas en zonas con stock agotado, dado que la mascarilla en España "no es un producto de alta rotabilidad" en los pedidos de distribución.

En València

También la mayoría de farmacias valencianas ha agotado sus existencias de mascarillas, especialmente al ser adquiridas por ciudadanos chinos para enviarlas a su país tras la aparición de la epidemia del coronavirus.

Así lo han confirmado a Efe fuentes del Colegio de Farmacéuticos de Valencia, que han indicado que las distribuidoras de este material ya no tienen producto y aunque puede que haya alguna farmacia que aún tenga almacenadas, en cuanto lo terminen "será difícil de reponer".

Las fuentes han señalado que la gran mayoría de mascarillas han sido adquiridas por ciudadanos chinos para enviarlas a su país, más que para su uso en España.

También han indicado que existen muchos tipos de mascarilla, aunque las más adecuadas en este caso son las que llevan un filtro de carbón.