21 oct 2020

Ir a contenido

Tradición festiva anual

Entidades chinas suspenden la celebración del Año Nuevo en Barcelona

Los organizadores matizan que la anulación de los actos no se basa en el riesgo sanitario, sino en la solidaridad con los afectados

Eduardo de Vicente

Desfile del Año Nuevo chino, el año pasado, en el parque de la Estació del Nord de Barcelona. 

Desfile del Año Nuevo chino, el año pasado, en el parque de la Estació del Nord de Barcelona.  / ELISENDA PONS

La tradicional celebración de la llegada del Año Nuevo Chino en Barcelona, prevista para el sábado 1 de febrero,  ha sido suspendida por las asociaciones organizadoras debido al impacto que ha tenido en la comunidad china de la ciudad el dramático brote de coronavirus que se ha producido en su país.

Esta mañana se ha celebrado una reunión de las entidades chinas, que organizan este evento en colaboración con la Fundación Confucio y la Casa Asia y el apoyo del Ayuntamiento de Barcelona, y han debatido sobre la conveniencia de celebrarla o suspenderla. Finalmente han optado por cancelarla en solidaridad con sus compatriotas en su país de origen, consejo que también había dado la Embajada de China.

El año de la rata

Esta fiesta que iba a conmemorar el año 4718, bajo el signo zodiacal de la rata, se celebra cada año en Barcelona con un desfile y una muestra gastronómica y cultural con espectáculos, danzas, canciones, artes marciales o talleres que tienen lugar en el paseo de Lluis Companys y alrededores. La fiesta también incluye  tradiciones catalanes (como 'dracs', 'diables' y 'castellers') en perfecta armonía como muestra del mestizaje que impera en la ciudad.

Comunicado oficial

Los organizadores de la celebración –varias entidades chinas, el Ayuntamiento de Barcelona, Casa Asia y el Instituto Confucio– han divulgado un comunic ado en el que afirman: " El grupo motor del Any Nou Xinès amb Barcelona, atendiendo a las peticiones y la sensibilidad de la comunidad china que se siente profundamente conmocionada por el problema de salud en su país, ha decidido suspender la celebración de la gran rúa, actuaciones y feria del próximo sábado 1 de febrero en Barcelona".

"El bajo estado de ánimo –añade el comunicado conjunto– ha afectado a la motivación de los agentes encargados de la celebración. Asimismo, se trata de un acto de responsabilidad ciudadana, aunque en estos momentos el riesgo epidemiológico es muy bajo en Catalunya. También es un gesto de solidaridad con el pueblo chino y las personas afectadas en otros países, que no pueden celebrar el Año Nuevo".