20 feb 2020

Ir a contenido

La neumonía del gigante asiático

España, entre otros países, decreta cuarentena para los repatriados por el coronavirus

Francia, Reino Unido y Alemania también aislarán a los ciudadanos que regresen de China

La OMS estudia declarar una emergencia internacional y teme "el caos" que causarían nuevos focos

Patricia Martín

Hospital chino. / EUROPA PRESS

Ante la evidencia de que el coronavirus bate récords, superando ya las 132 muertes y los 6.000 contagiados, lo que rebasa la cifra de infectados por el anterior coronavirus, conocido como SARS, varios países comenzaron este miércoles a repatriar a sus compatriotas, con el visto bueno de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que dejó en manos de los estados la decisión. Japón, Australia, Estados Unidos o Italia, Alemania y Francia, en la UE, han enviado o mandarán en las próximas horas aviones para traer de vuelta a sus conciudadanos que quieran regresar. 

Precisamente este miércoles el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, ha convocado para este jueves una cumbre destinada a estudiar la declaración de emergencia internacional. Lo ha hecho después de reunirse con el presidente chino, Xi Jinping, y afirmar que si aparecen nuevos focos de la enfemedad, como el de Wuhan, epicentro del brote, "sería el caos".  

En un avión francés

En España, Sanidad y Exteriores siguen buscando la mejor opción para traer a casa a la veintena de españoles confinados en la ciudad china. Por el momento, la alternativa que gana enteros es la de que embarquen en el segundo avión que Francia fletará en los próximos días, probablemente antes del fin de semana, ya que el primero se llenará con sus nacionales. 

Una vez en España, la colonia de españoles será confinada durante 14 días en un hospital madrileño, de los tres que han preparado habitaciones para aislar a posibles pacientes con coronavirus, entre ellos el Gomez Ulla.

De los 21 españoles que quieren abandonar Wuhan, 12 son miembros del equipo técnico del club de fútbol local Wuhan Three Towns, entre los que se encuentra Eduardo San José, que tiene dos hijos pequeños con él de tres meses y dos años. «Estamos bien, estamos sanos y no tenemos ninguna sintomatología, entendemos que es necesario que seamos observados, pero yo si llego a España y veo a mi mujer y a mi familia les daré un abrazo», explicó a Efe Pedro Morilla, director deportivo del equipo que ejerce de portavoz del resto de sus compañeros.

Entre estos 21 españoles no se incluye a las parejas que tienen seis de los españoles en la ciudad y que todos quieren traer también consigo. Sin embargo, las autoridades de Pekín no han permitido en las evacuaciones ya realizadas de estadounidenses, japoneses y coreanos que los cónyuges chinos salgan de la ciudad junto a sus familiares extranjeros. 

Un secuencia de un vídeo formativo sobre el coronavirus. / EUROPA PRESS

También aplicarán cuarentenas  Francia, Alemania y el Reino Unido, que también han anunciado que incomunicarán a sus compatriotas 14 días, el tiempo de incubación del virus. Mientras que Italia ha difundido que les aplicará un “protocolo sanitario”, sin especificar si este incluye o no cuarentena. Fuera de la UE, Australia les enviará a una remota isla del Índico, mientras que en Filipinas o en Guinea también habrá cuarentena. En Japón se les ha pedido que permanezcan en sus casas dos semanas.

Iberia cancela vuelos

Si bien, los ciudadanos que proceden o han estado en China y no presentan síntomas similares a los que provoca el coronavirus, no son, por el momento, aislados. Por ejemplo, este miércoles llegó a España el equipo de fútbol de Wuhan, con intención de llevar a cabo una concentración en Sotogrande (Cádiz). Y sus jugadores no han pasado ningún control al aterrizar. Si bien, todos ellos salieron de la zona cero el 4 de enero, por lo que se ha superado el tiempo de incubación sin que hayan presentado indicios de padecer la enfermedad. En Cádiz, no obstante, se les hará seguimiento médico.

España tampoco ha dado el paso de desaconsejar los viajes a China, como sí han hecho el Reino Unido o Alemania, pese a que la OMS no ha recomendado, por el momento, restringir los vuelos o el comercio. La decisión de las autoridades británicas ha provocado que British Airways suspenda todos sus vuelos con destino y origen en el gigante asiático. Horas después Lufthansa ha anunciado también la misma medida. Y no han sido las únicas compañía en cancelarlos, también lo han hecho aerolíneas rusas, indonesias, indias, etc. Ya por la tarde Iberia ha anunciado también la cancelación de todos sus vuelos a Shanghái.

Devolución de las reservas

Y es que, por motivos de salud pública, las principales cadenas hoteleras internacionales y agencias de viajes están ofreciendo la posibilidad de cancelar, de forma gratuita, las reservas previstas. En España, los grandes turoperadores, además de desaconsejar que se viaje al país, están ofreciendo la posibilidad de retrasar o anular los desplazamientos y estancias. Es normal que, ante el riesgo de contagio, muchas personas decidan anular sus viajes hacia China. Pero el verdadero daño para el sector turístico radica en que, durante las vacaciones por el Año Nuevo chino, debido a las limitaciones a los desplazamientos adoptadas por Pekín, miles de sus nacionales han anulado sus viajes a Europa.

En este contexto, muchas multinacionales están suspendiendo su actividad en el país asiático. Ikea ha decidido cerrar alrededor de 15 tiendas. Starbucks, 2.000 cafeterías. Un suma y sigue al que hay añadir la lista de eventos deportivos internacionales afectados. Por ejemplo, la copa mundial de esquí, prevista para febrero, ha sido cancelada, mientras que los órganos rectores de otros deportes están sopesando qué hacer. En esta situación, sólo parecen hacer negocio los fabricantes de mascarillas, un producto que se está agotando en las farmacias españolas ante la gran demanda de inmigrantes chinos, que adquieren cajas enteras para enviarlas a su país.