29 may 2020

Ir a contenido

TRAGEDIA EN EL MAR

Hallado un segundo cadáver del pesquero naufragado en el Estrecho

El cuerpo ha sido identificado como el de Oscar Maqueda, uno de los marineros

Julia Camacho

Pesquero ’Rúa Mar’, desaparecido en el Estrecho.

Pesquero ’Rúa Mar’, desaparecido en el Estrecho. / EFE / MINISTERIO DE PESCA

El mar devolvió este martes el cuerpo de un segundo tripulante del pesquero Rúa Mar, naufragado la pasada semana tras un golpe de mar fortuito, según las primeras pesquisas. El cadáver fue localizado a media mañana por un pescador en una zona de difícil acceso entre los municipios de Tarifa y Algeciras, y ya ha sido identificado como Oscar Maqueda, de 46 años y origen peruano.

Desde la Delegación del Gobierno confirmaron el cadáver de un varón de mediana edad fue avistado este martes en la orilla cerca del cuartel de Oliveros, por lo que se dio aviso de inmediato a los servicios coordinados de emergencias 112 de Andalucía. Se trataba de una zona muy abrupta de la costa, por lo que hubo que avisar a los Bomberos para tratar de recuperar el cuerpo. Ya en tierra, las sospechas de que se trataba de uno de los ocupantes del pesquero siniestrado se confirmaron, tras ser reconocido como uno de los marineros, casado y con dos hijas. Con él, son ya dos los cuerpos recuperados de la tripulación del pesquero, ya que el día antes fue localizado flotando en el agua Antonio Javier Maza, patrón de la embarcación.

El dispositivo de rastreo conformado por Salvamento Marítimo y Guardia Civil continúa sin tregua las labores de búsqueda de los restos del pesquero. La radiobaliza de emergencia saltó la noche del pasado jueves cuando se encontraba a 28 millas de Cabo Espartel, frente a las costas de Tánger (Marruecos), y desde entonces solo se ha podido localizar ese sistema de alerta y las lanchas salvavidas aún sin abrir, lo que avala la tesis de que el barco, de 14 metros de eslora, se vio sorprendido por un golpe de mar en mitad de la noche y naufragó sin tiempo siquiera a que sus ocupantes pudieran reaccionar.

Un barco de Salvamento, con un sonar y un robot articulado instalado a bordo, se encuentra desde el lunes en la zona donde, según todos los cálculos de la deriva del mar, podría encontrarse el pesquero naufragado, y la misma zona donde ya aparecieron los restos del barco y el cadáver del patrón. Un buque oceanográfico de la Armada, el Tofiño, realizó previamente un sondeo del área delimitada y localizó un posible punto de interés. Sin embargo, la Delegación del Gobierno confirmó que no se trataba del Rúa Mar, sino de otro pesquero de mayores dimensiones y más antiguo también hundido en la zona, un caladero tradicional donde se contabilizan numerosos naufragios.

No obstante, la delegación del Gobierno confirmó que se siguen buscando personas, por lo que se mantiene el rastreo de la costa por tierra, mar y aire a la espera de que apareciera cualquier nueva pista. “Se barajan todas las posibilidades porque no sabemos lo que pasó”, insistió el subdelegado del Gobierno, José Pacheco, en alusión a que alguno de los integrantes de la tripulación estuviese aún con vida y hubiese sido rescatado por algún barco.

Mientras continúan las labores de rescate, Algeciras vive su primer día de luto oficial por la muerte de seis de sus convecinos, y las banderas lucen a media asta. Mañana miércoles está previsto que se celebre el funeral por Javier Maza en la iglesia Virgen de la Palma.