12 ago 2020

Ir a contenido

UNA BRONCA INFLADA

María Jesús Montero: "El pin parental no tiene nada que ver con la libertad"

VOX sigue amenazando con no apoyar los presupuestos de Madrid si no se aprueba la medida

Olga Pereda

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (centro), en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (centro), en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros. / DAVID CASTRO

La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha entrado al debate de la censura parental (conocida como pin parental) dejando claro que la iniciativa de VOX confirma que "no todas las libertades están ganadas para siempre". En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la titular de Hacienda ha reprochado que, en pleno siglo XXI, haya partidos políticos (sin hacer referencia explícita a VOX y PP) que "ni defienden la escuela pública ni el ordenamiento legal". Esos mismos partidos "no quieren que los hombres y las mujeres se eduquen libres e iguales". "Dicen defender la libertad. pero ¿a qué libertad se refieren? ¿A la libertad de no saber?", criticó la ministra.

La censura parental lleva camino de convertirse en un gran asunto de Estado de la mano de la inflada y desmesurada bronca política que está acarreando. Los responsables autonómicos de Murcia -donde la medida se implantó en agosto sin ruido alguno- y Madrid -donde el PP también gobierna en coalición con Ciudados y VOX- han asegurado que no hay denuncias paternales sobre la implementación de determinadas charlas en los colegios públicos y concertados. El presidente murciano, Fernando López Miras, asegura que no hay quejas, pero que aún así la medida seguirá adelante porque forma parte de su compromiso político a pesar de las amenazas del Gobierno. Por su parte, la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso (PP), dejó claro que no es necesario legislar donde no existen los problemas. Sin embargo, Javier Ortega Smith, secretario general de VOX, amenazó con no respaldar los presupuestos autonómicos si la medida no se implanta en Madrid.

Y la medida ¿qué es? Es un requerimiento por el que se pide a los centros educativos que informen a padres y madres cuando haya actividades (no confundir con las extraescolares) impartidas por personal ajeno al profesorado dentro del horario lectivo de tal manera que los progenitores autoricen expresamente la asistencia de sus hijos. La medida, pues, afectaría a charlas impartidas por la policía sobre temas como el acoso escolar, la igualdad entre hombres y mujeres, o la seguridad vial. Agarrándose a las 'fake news', VOX asegura que muchas de esas conferencias tienen que ver con lo que ellos consideran "ideología de género", "adoctrinamiento" y "juegos eróticos". En declaraciones a La Sexta, José Vela, técnico de Educación de Cogam, asociación LGTB (lesbianas, gais, transexuales y bisexuales), aseguró que las charlas que se ofrecen en los colegios no tienen que ver nunca con prácticas sexuales sino con la convivencia pacífica y la igualdad.