Ir a contenido

La tapa del reactor voló 3 kilómetros hasta impactar en el bloque de Torreforta

La chapa de hierro de una tonelada entró por la ventana del edificio ocasionando la caída del suelo de un piso y el techo del de abajo, lo que mató a Sergio Millán, un vecino muy conocido en el barrio

EFE / Europa Press

La plancha que salió volando e impactó en un edificio de Torreforta (cuyo efecto se ve en el vídeo) tras la explosión de la petroquímica de Tarragona. / MOSSOS D'ESQUADRA / VÍDEO: EUROPA PRESS

Una chapa de hierro de una tonelada, posiblemente la tapa del reactor que explotó anoche en una industria química de Tarragona, voló unos tres kilómetros, entró por la ventana de un edificio, ocasionó la caída del suelo de un piso y la del techo del de abajo y mató al hombre que vivía allí.

El alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, ha explicado este miércoles a EFE este "casi inverosímil" suceso como "hipótesis más probable" que manejan los técnicos para conocer la causa de la muerte de Sergio Millán, de 59 años, que falleció en su casa del barrio tarraconense de Torreforta a consecuencia de la explosión en la industria IQOXE, situada en el municipio de La Canonja. [Sigue la última hora de la explosión de Tarragona en directo.]

A consecuencia del suceso registrado ayer han fallecido tres personas y han resultado heridas otras siete, todas ellas trabajadoras de la empresa excepto el vecino de Torreforta.

Tras unas primeras horas de angustia entre los vecinos, la dirección general de Protecció Civil de la Generalitat levantó, en torno a las 21.20, el confinamiento a los vecinos de La Canonja y de Vilaseca (durante los primeros minutos fueron siete las poblaciones afectadas) y restableció el tráfico de trenes, cortados de forma preventiva. Y cuando a las nueve y media, los trabajadores del turno de tarde de IQOXE pudieron salir de las instalaciones de la empresa, inauguradas hace apenas seis meses, los bomberos concentraban sus esfuerzos en tratar de apagar las llamas en el tanque de óxido de etileno en el que se había desencadenado la deflagración.

Voló en línea recta

El alcalde ha puntualizado que la chapa, cuyas dimensiones son de 122x165x3 cm, tal como han informado los Mossos,voló "en línea recta" unos tres kilómetros para "entrar por la ventana", al parecer abierta en el momento de la explosión en la fábrica, del piso tercero del inmueble ubicado en el número 7 de la plaza García Lorca de Tarragona.

La fuerza y la velocidad de la chapa hizo caer el suelo de parte de ese piso y el techo de la vivienda ubicada debajo para, finalmente, matar al propietario de esta casa.

Ricomà ha explicado que anoche se trabajó con la hipótesis de que la onda expansiva de la explosión fuera la que ocasionó la rotura de vidrios en la casa de la víctima, y que la caída de los mismos le hubiera provocado la muerte.

Un vecino muy conocido en el barrio

El alcalde ha precisado que, pasadas las horas, revisada la casa y "recogidos in situ" el testimonio de los testigos, "todo parece indicar" que seguramente la tapa del reactor fue la causante de la muerte de Sergio Millán, persona muy conocida en el barrio de Torreforta, donde poseía desde hace año un comercio.

"Es la hipótesis más probable", ha dicho Ricomà, a la espera de que "lo acaben de confirmar los técnicos".

El alcalde presidirá este mediodía en el Ayuntamiento de Tarragona una reunión de la junta de gobierno del consistorio, que ha decretado dos días de duelo por el accidente. 

Grietas en institutos de la zona

La Conselleria de Educació de la Generalitat ha señalado este miércoles la presencia de desperfectos en centros de La Canonja y Tarragona ciudad, con rotura de cristales y "algunas grietas", tras la explosión.

En un comunicado, el departamento ha concretado que en el municipio de La Canonja --donde se registró la explosión-- el centro que más ha sufrido las consecuencias es el Institut Collblanc, donde se han roto algunos cristales y se ha registrado "alguna grieta", aunque no ha sufrido daños estructurales.

Cristales rotos en un edificio de La Canonja. JOAN REVILLAS

En la escuela del mismo municipio también han aparecido grietas y se han roto algunos cristales, ha señalado el departamento.

En Tarragona ciudad se han observado afectaciones en las instalaciones del Complejo Educativo donde se ubica el Institut Pere Martell, siendo éste el centro más afectado con desperfectos en todos los ventanales de plástico de la parte de los talleres.

Normalidad en las clases

El resto de centros de los barrios tarraconenses de Bonavista, Torreforta, La Granja y Campclar presentan "algunos desperfectos menores".

El departamento ha descartado "afectaciones destacadas" en los centros de la zona, y ha señalado que las clases se están llevando a cabo con normalidad en todos los centros de la zona.

Asimismo, ha señalado que los edificios de las escuelas e institutos de Salou y Vila-seca no se han visto afectados.