18 sep 2020

Ir a contenido

dos víctimas mortales

La Generalitat acusa a la empresa de no seguir los protocolos después de la explosión

La petroquímica dice estar "convencida" de haber hecho las cosas bien

Europa Press

Imágenes en dron de la zona afectada por la explosión de la petroquímica de Tarragona.

Protecció Civil de la Generalitat ha acusado a la empresa Iqoxe de "no facilitar la información y no seguir los protocolos" después de la explosión y el incendio de este martes en una industria petroquímica de Tarragona que ha provocado la muerte de tres personas y heridas a otras siete.

En declaraciones a Rac-1, el subdirector de Protección Civil, Sergi Delgado, ha explicado que hubo dificultades para evaluar el riesgo de nube tóxica: "Este tipo de evaluación se basa en la información que da la empresa pero ésta comunicación, por diferentes motivos, no se recibió y no se pudieron seguir los protocolos". [Explosión en Tarragona: tres muertos y siete heridos | Última hora en directo]

Delgado ha aclarado que las sirenas no sonaron porque están preparadas para confinar a la población por toxicidad y, al no tener información de un accidente, tuvieron que activar el confinamiento pese a que, según el subdirector, "no se produjera una nube tóxica sino una explosión de grandes dimensiones".

Por su parte, el consejero delegado de Iqoxe, José Luis Morlanes, ha asegurado este miércoles que la compañía siguió los protocolos y ha trabajado en todo momento en coordinación con Bombers de la Generalitat y Protecció Civil: "Estamos convencidos de que hemos hecho las cosas bien". "Tenemos la conciencia de que hemos estado coordinados en todo momento con las autoridades y siguiendo las instrucciones", ha insistido el consejero delegado de Iqoxe.

"Una situación muy difícil"

Morlanes ha añadido que el accidente, que se produjo sobre las 18.41 del martes, era notorio y que en pocos minutos acudieron los Bombers: "Hemos trabajado codo con codo. No tenemos ningún reproche a nadie". Según ha explicado, el tanque en el que se originó la explosión tiene una capacidad de 20 toneladas y contenía óxido de etileno: "Se estaba elaborando un producto derivado de los que fabricamos habitualmente". Ha lamentado la pérdida de uno de los compañeros y el sufrimiento de los heridos: "Se imaginan una planta con una explosión y no encontrar a cinco compañeros... Es una situación muy difícil". Ha apuntado que la empresa ha iniciado una investigación interna para detectar las causas y consecuencias de la explosión, si bien aún se desconocen los motivos, y se mantiene la intervención de Bombers.

"Estamos controlando un tanque y es muy importante hacerlo bien. Tenemos la planta confinada por los Bombers y no podemos entrar hasta que acabe la intervención", ha sostenido. Ha garantizado el futuro de la empresa y el mantenimiento de todos los puestos de trabajo tras el suceso: "Hay 120 familias que dependen de ello", ha dicho Morlanes visiblemente emocionado.