30 oct 2020

Ir a contenido

explosión en tarragona

Buch pide al Gobierno que agilice las normativas para avisar de emergencias al móvil

El alcalde de Tarragona critica que todavía "se use tecnología no digital" para avisar a los vecinos y anuncia que propondrá modernizar estos sistemas

Efe

El ’conseller’ Miquel Buch. / EFE

El 'conseller' de InteriorMiquel Buch, ha pedido al Gobierno que agilice las normativas necesarias para permitir que se pueda avisar directamente a los teléfonos móviles de los ciudadanos de emergencias como la explosión este martes en una industria de Tarragona, que ha causado tres muertos y siete heridos.

Así lo ha solicitado Buch, tras la reunión que ha mantenido junto al presidente de la Generalitat, Quim Torra, en el centro de mando de La Canonja (Tarragonès) con los responsables del dispositivo de emergencias a raíz de la explosión de este martes en la empresa Industrias Químicas del Óxido de Etileno (Iqoxe). [Explosión en Tarragona: Tres muertos y siete heridos | Última hora en directo]

Buch ha anunciado que en breve solicitará formalmente al Gobierno que, al igual que se ha hecho a escala europea de cara al año 2022, se agilicen en España las normativas para tener canales de comunicación directamente con los teléfonos móviles de la ciudadanía para poder avisar de forma "más fácil y más rápida" en casos de emergencias como la de ayer en la petroquímica de Tarragona.

Por su parte, el alcalde de Tarragona, Pau Ricomà, ha criticado que todavía "se use tecnología no digital" para avisar de una emergencia a los vecinos, que anoche denunciaron que no sonaron las sirenas instaladas para avisar de la explosión en una industria química y de la orden de confinamiento en sus casas.

La explosión de un reactor por causas que se investigan en la empresa Iqoxe, dedicada a la elaboración de óxido de etileno, causaó la emisión de gases no tóxicos pero que llevaron a Protección Civil a pedir a los vecinos de varios municipios que no salieran de sus casas. 

Ricomà, en declaraciones a EFE, ha indicado que en las últimas horas, "lo urgente ha sido atender las emergencias, controlar el incendio lo más rápido posible, informar a la población, atenderle, y ofrecer asistencia psicológica a las personas afectadas y a los vecinos, para minimizar su situación de estrés". Pasada esa fase, que aún no ha acabado, el Ayuntamiento de Tarragona investigará cómo se reaccionó ante el siniestro y las causas del mismo "para que no vuelva a pasar" un accidente como el de ayer, "el más grave que se recuerda en la ciudad". "Este accidente -ha agregado- es el más fuerte habido en la industria química y nos obliga a marcar un antes y un después. Y a revisar el protocolo de comunicación a los vecinos para que no se vuelva a vivir lo de ayer".

Las sirenas para avisar a los vecinos del siniestro, instaladas en varios municipios tarraconense de acuerdo con el plan de emergencias y protección civil por accidente químico, no sonaron anoche, lo que ha sido criticado por los vecinos, quienes según el alcalde vivieron "momentos de mucha angustia". "El protocolo se cumplió", ha dicho el alcalde, ya que el texto del mismo precisa que no deben sonar las sirenas si no hay nube tóxica, como fue el caso. Sin embargo, matiza Ricomà, "pasó un tiempo hasta que los bomberos, que actuaron rápido, supieron que había una explosión pero que la emisión no era tóxica". "El tiempo corre diferente. La angustia de la gente es comprensible aunque los bomberos actuaron rápidamente", ha dicho.

Ricomà ha adelantado, en este sentido, que el ayuntamiento propondrá al resto de las administraciones revisar los protocolos de actuación y el plan de protección civil, además de modernizar los sistemas de aviso a los vecinos. El alcalde, quien no ha enjuiciado la actuación de la empresa ante el accidente, sí ha remarcado que "el tiempo cambia y queremos nuevas tecnologías", porque no se entiende que aún se use "tecnología no digital" para comunicarse con los vecinos en caso de emergencia. "Queremos tener la mejor tecnología comunicativa", ha remachado Ricomà, quien ha emplazado también para la nueva tarea a las empresas telefónicas para la implantación de nuevas tecnologías. El alcalde ha argumentado que en la provincia de Tarragona, "de manera solidaria", se convive con industria del petróleo, química y nuclear. 

"Asumimos riesgos -ha continuado-, pero queremos las mejores tecnologías" y no "técnicas predigitales".
Ricomà ha señalado que en los municipios de otros países que conviven con estas industrias se emplea tecnología de comunicación a móviles basada en el sistema "self broadcasting". En Tarragona se había planteado que tecnologías de ese tipo comenzasen a implantarse en el 2022. "Ahora queremos que se haga de forma inmediata", ha subrayado. 

El Ayuntamiento de Tarragona, por otro lado, ha decretado dos días de duelo oficial en la ciudad, que vive "triste y conmocionada" por lo ocurrido ayer, ha afirmado el alcalde".