Ir a contenido

El alcalde de La Canonja se queja de que no sonasen las sirenas tras la explosión

"La gente de Protecció Civil avisó por la calle a la población", explica Roc Muñoz

El Periódico

El alcalde de La Canonja, Roc Muñoz, cree que las sirenas de emergencia tendrían que haberse activado tras la explosión en Tarragona. / NÚRIA TORRES / ACN / VÍDEO: ROGER SEGURA / ACN

El alcalde de La Canonja, Roc Muñoz, se ha quejado en 'Els Matins de TV-3' de que no funcionaron los protocoles de seguridad tras la explosión de este martes en una industria petroquímica de Tarragona que ha causado tres muertos (tras el hallazgo del cuerpo del desaparecido y el fallecimiento de uno de los hospitalizados, que se encontraba en estado muy grave) y siete heridos. 

El alcalde se ha quejado que las sirenas no funcionaron y explica que ya tranmitió su queja, al igual que el alcalde de Vila-seca, ayer en la reunión con el 112. "Si las sirenas suenan la gente sabe, por los protocolos y ensayos que hemos hecho, que se tiene que confinar. Sino toca la sirena, es mucho más complicado", expone Muñoz. "La gente de Protecció Civil avisó por la calle a la población [del confinamiento]", añade.   

La plataforma CelNet también se ha quejado de esta situación y ha pedido responsabilidades. "De la respuesta de ayer al accidente, es alarmante que las sirenas del PlaSEQTA no se activasen y que la población haya vivido de nuevo situaciones angustiosas de desprotección y desinformación", dicen en un comunicado. [Al menos tres muertos y siete heridos en una explosión en la petroquímica de Tarragona | Directo]

También el Grup d'estudi i protecció dels Ecosistemes Catalans -Ecologistes de Catalunya (GEPEC-EdC) ha calificado el PlaSEQCAT de una "absoluta tomadura de pelo" y por este motivo, GEPEC-EdC pide una revisión "a fondo" de la normativa de seguridad y riesgos laborales de la petroquímica. Los ecologistas lamentan que "sin ninguna explicación coherente" la alarma que debe servir para informar a la población del confinamiento no haya sonado, aunque por los canales oficiales se estuviera pidiendo.

Torra promete que "se investigará" 

Por su parte, el presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha prometido este miércoles que "se investigará" todo lo que pasó con la explosión y el incendio. En declaraciones a Ràdio 4, Torra ha explicado que ahora mismo "se están centrando todos los esfuerzos" en localizar a la persona desaparecida, pero inmediatamente después "debe llegar la siguiente fase de análisis sobre qué ha sucedido, qué ha pasado con la empresa".

"Todo se investigará, porque estamos en un punto muy sensible del país, y los ciudadanos sabrán todo lo que pasó", ha afirmado Torra, convencido de que "el complejo petroquímico es uno de los puntos en los que todo debe funcionar como un reloj suizo".

También se ha referido al hecho de que no sonasen las alarmas para alertar a la población, pese al confinamiento preventivo inicial. "Cuando se estaba a punto de que sonasen las alarmas, llegaron los informes de los Bombers diciendo que no había toxicidad, y las alarmas suenan para advertir a la población de que puede haber un riesgo tóxico", ha argumentado.

Torra ha confirmado que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, le llamó "para saber qué estaba pasando" y se "ofreció a ayudar" con los servicios estatales que fueran necesarios. Posteriormente, ya por la noche, fue Torra quien llamó a Sánchez "volviendo de Tarragona" para informarle sobre cómo estaba la situación. Para Torra, estas llamadas entran "dentro de la normalidad", ya que, "cuando suceden hechos excepcionales, los presidentes de los países se llaman".