26 feb 2020

Ir a contenido

GOBIERNO DE PP Y CS

Un cambio de criterio deja sin ayudas públicas a 241 asociaciones feministas en Andalucía

Igualdad esgrime que no se puede contravenir el informe de Intervención y que modificará la convocatoria en próximos años

La oposición apunta a la influencia de Vox en el Ejecutivo de PP y Cs y pide la comparecencia de la consejera

Julia Camacho

rocio ruiz consejera andalucia igualdad

rocio ruiz consejera andalucia igualdad

El Gobierno andaluz de PP y Cs ha dejado sin ayudas públicas a 241 asociaciones y organizaciones de mujeres dedicadas a combatir la violencia machista y la exclusión social y a promover programas de igualdad que llevaban años en marcha. La decisión se fundamenta en un cambio en el criterio de la Intervención desde la Consejería de Igualdad, que insiste en que los fondos aumentan respecto al año pasado pero que ahora se ha ordenado subvencionar la totalidad del proyecto presentado, y no solo una parte, como se hacía hasta ahora a fin de poder repartir el dinero entre más entidades. La decisión, no obstante, deja en el aire la viabilidad de muchas asociaciones, y ha puesto en pie de guerra a la oposición, que ve detrás de esta medida la influencia de Vox, el aliado de ultraderecha que sostiene al ejecutivo de PP y Cs, por lo que piden la comparecencia de la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz.

Desde la consejería, dirigida por Cs, explican que ha sido la nueva interventora del departamento la que ha dado marcha atrás a las subvenciones que concedía el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM), cuya resolución provisional ya se había publicado y beneficiaba a 317 entidades feministas. Las ayudas se organizaban en tres líneas: erradicación de la violencia de género, contra la exclusión social de las mujeres y promoción de la igualdad. En un primer informe fechado el 11 de diciembre, ya con esa resolución provisional difundida, la intervención rechazó la fórmula de prorrateo bajo la que se concedían las ayudas desde 2010. Por este sistema, los funcionarios de la Junta baremaban los proyectos que se presentaban y en función de los puntos obtenían un porcentaje del importe total del mismo, lo que permitía estirar los fondos y llegar a un mayor número de entidades.

Sistema de prorrateo

Sin embargo, Intervención alega ahora que "este sistema es inadecuado", y se puede utilizar de forma "excepcional", y no sistemática, señalan fuentes de la consejería. Pese a las alegaciones presentadas por la consejería, la nueva interventora se ratificó en un segundo informe fechado el 19 de diciembre, suprimiendo el sistema y ordenando que los proyectos fueran sufragados en su totalidad en función de la baremación establecida por los funcionarios. Una situación que les ha dejado atados de pies y manos, explican desde Igualdad, ya que contravenir esa orden de Intervención hubiera supuesto incurrir en un delito de prevaricación.

Por este motivo, señalan, han optado por la solución menos lesiva: acomodarse a los nuevos criterios de Intervención mientras buscan cómo cambiar las bases de la convocatoria para los próximos años. Esto ha llevado, reconocen, a que el número de asociaciones subvencionadas baje de esas 317 a 71, y que incluso en algunas provincias no se hayan podido otorgar proyectos de algunas de las tres líneas de trabajo, dejando sin fondos a programas tan sensibles como los de mujeres discapacitadas o víctimas de trata. Es el caso de Córdoba, donde por ejemplo se han quedado sin ayudas los programas dedicados a promoción de la igualdad de género, o de Huelva y Almería, donde los perjudicados han sido los programas contra la violencia machista. No obstante, matizan que ninguna provincia se ha quedado sin ayudas y que incluso los fondos a repartir han sido mayores que en anteriores convocatorias, superando los cuatro millones de euros. Y aseguran que ya se ha citado a las entidades perjudicadas para analizar caso por caso y estudiar si es posible que se acojan a otra convocatoria de ayudas.

"Concesiones a la ultraderecha"

Pero desde la oposición política que representan PSOE y Adelante Andalucía ponen el acento en la casualidad de que se queden sin ayudas programas que son permanentemente cuestionados por Vox, el socio de legislatura del Ejecutivo de derechas, hablando directamente de “concesiones a la ultraderecha”. “Nos parece gravísimo: una prueba de que el Gobierno poco a poco va ejecutando lo que le dicta Vox desde fuera para mantenerle su apoyo. Vox quiere cargarse todas las políticas que tienen que ver con las políticas de igualdad”, reprochó el portavoz socialista José Fiscal, cuestionando además que no se haya avisado a las asociaciones a las que se deja sin financiación. En la misma línea, la portavoz de Adelante Andalucía, Ángela Aguilera. “Restar dinero a determinadas asociaciones de mujeres es cumplir la amenaza del acuerdo entre Vox y PP-A”, lamentó, “el PP-A y Ciudadanos (Cs) está siendo fiel a sus compromisos con la extrema derecha”. Ambas formaciones han reclamado explicaciones en el parlamento a la responsable de Igualdad por lo que consideran un “nuevo ataque a las mujeres”.