institución pionera

Grandes éxitos médicos del Hospital Vall d'Hebron en el 2019

El centro médico llevó a cabo una serie de intervenciones que no se habían realizado hasta la fecha en Catalunya ni España

Vall d’Hebron trasplanta el primer ’niño burbuja’ de Catalunya. / ALBERT BERTRAN (VÍDEO: EUROPA PRESS)

3
Se lee en minutos
El Periódico

El trasplante de hígado y riñón con el que en octubre se culminó la intervención a la pequeña Iria (operada del corazón cuando tenía 6 meses) cierra otro exitoso año en el Hospital Vall d’Hebron de Barcelona. Los que siguen son solo algunos de los hitos que logró en el 2019 este centro médico de referencia.

Atrofia muscular espinal

El 22 de febrero, los especialistas del Servicio de Neurología Pediátrica Francina Munell y Alfons Macaya, anunciaron que habían aplicado con éxito una innovadora terapia genética a la pequeña Beatriz, de 9 meses, que se encontraba en una fase presintomática de una atrofia muscular espinal infantil, para la que no existía tratamiento hasta el año pasado. Se trata de una enfermedad degenerativa que ataca a las motoneuronas de la médula espinal y que afecta a unas 6.000 personas, con una esperanza de vida de dos años.

La pequeña Beatriz, con su madre, Mariví, y los doctores Francina Munell y Alfons Macaya. / EFE / ENRIC FONTCUBERTA

Cáncer de pulmón

Investigadores del Vall d'Hebron Institute of Oncology desarrollaron un nuevo tratamiento, probado en ratones y previsto para ensayo clínico en humanos en este 2020, que permite inhibir un gen que causa, entre otros, el cáncer de pulmón más agresivo. Se puede aplicar por vía intranasal y por vía sanguínea, reduciendo el grado tumoral y bloqueando el crecimiento del cáncer.

'Niño burbuja'

El 'niño burbuja' Derek, de 13 meses, sufría una inmunodeficiencia combinada grave, un estado que consiste en la ausencia del sistema inmunitario, lo que puede llevar a la muerte al paciente. Tras hacerle un trasplante de sangre de cordón umbilical cuando tenía tres meses de vida, pudo hacer vida normal.

Derek, con sus madres, en el Hospital Vall d'Hebron. / ALBERT BERTRAN

Cáncer de páncreas

Los doctores Joaquín Balsells y Elisabeth Pando operaron un cáncer de páncreas con cirugía robótica, en concreto con el robot Da Vinci. Fue una duodenopancreatectomía cefálica pionera en Catalunya. Al no tener que abrir al paciente (se interviene mediante pequeñas incisiones), todo el proceso es menos invasivo y doloroso.

Sarcomas

Aparte de sus éxitos en los quirófanos, el Vall d’Hebron fue designado el año pasado como centro coordinador del primer registro de pacientes con sarcomas de España. Este proyecto  busca la implicación de todos los hospitales del país para mejorar el diagnóstico anatomopatológico de una enfermedad que afecta a uno de cada 20.000 españoles (niños y adultos) y cuya rareza y variabilidad (hay unos 70 subtipos diferentes) lo convierten en susceptible de tener más errores diagnósticos que otros.

Trasplante de hígado

El  Vall d’Hebron se convirtió en pionero en España en la práctica de trasplantes de hígado para tratar la encefalopatía mitocondrial gastrointestinal, una intervención que se ha practicado cinco veces en todo el mundo. La encefalopatía mitocondrial gastrointestinal es una enfermedad "grave, progresiva y degenerativa" de origen mitocondrial, que suele aparecer en la adolescencia y cuya prevalencia de vida es de 40 años.

El Hospital Vall d’Hebron, pionero al trasplantar un hígado por una enfermedad rara. En el vídeo, declaraciones de los doctores Ramon Charco, Isabel Campos y Carolina Malagelada. / FOTO Y VÍDEO: JOANA GARRETA / LAURA FÍGULS / ACN

Otro paso contra el sida

Investigadores del Hospital Vall d’Hebron, en colaboración con facultativos del Hospital Clínic, dieron el año pasado otro paso para conseguir el fármaco que cure el VIH de forma definitiva. En concreto, eliminaron más de la mitad del reservorio del virus del sida, es decir, las células donde se esconde la enfermedad y a las que los fármacos que se usan en la actualidad son imposibles de matar.

Revivir tras 6 horas 'parada'

Noticias relacionadas

Los médicos del Vall d'Hebrorn lograron el 3 de noviembre que la británica Audrey Mash, de 34 años, resucitara después de estar más de seis horas en parada cardiaca tras sufrir una hipotermia severa. La mujer fue sorprendida por una tormenta cuando hacía una travesía por el valle de Núria.

Audrey Mash, una mujer británica de 34 años residente en Barcelona, fue reanimada por los equipos de emergencia que la atendieron después de estar más de seis horas en parada cardíaca tras sufrir una hipotermia severa el pasado 3 de noviembre. / FOTO Y VÍDEO: EFE

Nuevas unidades

Además, en Vall d’Hebron se pusieron en marcha en el 2019 una unidad de inmunoterapia para pacientes con cáncer y un centro pionero en España para el tratamiento de la migraña. También se abrió la sala familiar más gran de Europa para padres de neonatos y una unidad de salud sexual de apoyo a embarazadas con lesiones medulares.