26 oct 2020

Ir a contenido

MEDIDA CONTRA LA CONTAMINACIÓN

La zona contra el 'coche sucio' inicia una ofensiva que se recrudecerá

Ayuntamiento y AMB no descartan que las restricciones para mejorar el aire se extiendan al peaje urbano o a la etiqueta amarilla

El consistorio de Barcelona cuantifica en un 15% la reducción del tráfico durante las primeras horas de aplicación de la Zona de Bajas Emisiones

Guillem Sànchez

El tráfico en los accesos a Barcelona se reduce un 15% el primer día de la Zona de Bajas Emisiones. / JORDI COTRINA / VÍDEO: EUROPA PRESS

Barcelona ha comenzado la ofensiva para eliminar a los coches más contaminantes. La caza arranca oficialmente el 1 de abril del 2020 pero desde de este 2 de enero ya están en el punto de mira de 66 videocámaras que reconocen las matrículas prohibidas. Es solo la primera medida destinada a mejorar la pésima calidad de aire que respiran los ciudadanos. Y no será la última. En esto coinciden tanto los responsables del Área Metropolitana de Barcelona (AMB) como el Ayuntamiento de Barcelona, que este jueves, a través de Eloi Badia, su concejal de Emergencia Climática y Transición Ecológica, no ha descartado que las restricciones acaben alcanzando en el futuro a los coches etiquetados con la tarjeta amarilla, los siguientes en la lista de sospechosos, o cristalicen en peajes urbanos que reducirán el volumen de vehículos que entran en la ciudad.  

La puesta en marcha de la Zona de Bajas Emisiones (ZBE), coincidiendo con el primer día laborable del año 2020, ha registrado un descenso del tráfico en la ciudad del 11%, de un 15% en los accesos y de un 12% en el interior de las rondas. Son porcentajes obtenidos en comparación con el pasado 23 de diciembre que podrían sufrir modificaciones significativas durante las próximas semanas, cuando la ciudad despierte del todo. Barcelona se había marcado ese objetivo: reducir el flujo de vehículos en un 15%. Aunque el reto más inmediato es mejorar la calidad del aire.

Por este motivo la ZBE persigue a los vehículos que no tienen ningún tipo de etiqueta (coches diesel anteriores al 2006gasolina anteriores del 2000 y motocicletas de anteriores al 2003). Hasta el 1 de abril, los coches y motocicletas que entren sin etiqueta a la ZBE serán detectados por las videocámaras y sus dueños recibirán solo una notificación informativa. Pero a partir de ese día serán sancionados con multas de 100 euros, que, en función de la contaminación atmosférica o la reincidencia del usuario podrían incrementarse notablemente.

Joan Maria BigasCarles Conill y Marc Iglesias, responsables de la movilidad en la AMB, subrayan que el esfuerzo esencial ha pasado por lograr que las ordenanzas municipales, las normas que regularán el acceso a la ZBE que afecta a Barcelona pero también a jurisdicciones colindantes como L’Hospitalet de Llobregat, Esplugues, Sant Just o Sant Adrià de Besòs, sean comunes.

La AMB estima que los coches y motos que tienen prohibida la entrada a esta anilla que delimitan las rondas suponen aproximadamente un 15% del total del parque móvil que circula diariamente por la ciudad. Pero subrayan que son responsables de casi el 50% del total de contaminación que ensucia el aire. La calidad de lo que respiran los ciudadanos metropolitanos mejorará, no obstante, un 20%, según sus estimaciones, dado que la restricción se limita a los días laborables y entre las 7.00 y las 20.00 horas. La experiencia de ciudades europeas que han aplicado medidas similares indica además que el grueso de los conductores que usan coches prohibidos esperará hasta el 1 de abril para aparcarlos definitivamente. Además, la moratoria se alarga hasta el 31 de diciembre del 2020 para camionesautobuses y furgonetas. Lo cual significa que el aire en Barcelona no mejorará ese 20% deseado hasta el 2021.

Badia ha asegurado que ya se han instalado 36 de las 66 cámaras que tendrá la ciudad para registrar y contrastar la información de las matrículas con la base de datos de vehículos sin etiqueta de la Dirección General de Tráfico (DGT). "Este es solo un primer paso. Esto no va solo de la etiqueta. Lo necesario es descarbonizar la economía y para eso es necesario todo un conjunto de medidas. Tendremos que ver cuál es el resultado de la zona de bajas emisiones y seguir avanzando", ha especificado el edil, quien también se ha mostrado "muy decepcionado con el negacionismo mostrado por la presidenta de la Comunidad de Madrid". "Es despreciable y censurable", ha subrayado. 

Casi 6.000 T-verdes

Badia ha detallado que ya se han inscrito 4.286 vehículos en el registro electrónico de la AMB, y que un total de 5.969 personas han optado por desballestar su vehículo contaminante y obtener la T-Verda metropolitana (también de la AMB), que da tres años de acceso gratuito al transporte público integrado si no se compran otro.

Asimismo, la página web informativa sobre la ZBE ya ha recibido 36.000 visitas y 1.282 lecturas de matrículas, así como unas 11.000 consultas semanales sobre las restricciones: "Aún estamos en fase informativa, pero a partir de abril ya se empezará a multar. Por ahora, se enviarán cartas a los conductores reincidentes".

Sobre los coches extranjeros contaminantes, Badia ha recordado que las matrículas extranjeras también se leerán, y que en la frontera los vehículos recibirán información de esta restricción para que, cuando alcancen Barcelona, hayan podido inscribirse para circular con la exención de 10 días.