29 nov 2020

Ir a contenido

ESTUDIO DEL RACC

Los accidentes de moto graves aumentan un 47% en Catalunya

La Arrabasada deja de ser el tramo con más accidentes de tráfico graves y mortales

Las carreteras de Lleida son las que presentan mayor riesgo de accidentes de tráfico

Laura Toledano Arenas

Tramo de la C-58 a su entrada a Barcelona.

Tramo de la C-58 a su entrada a Barcelona. / JOSEP GARCIA

Un 30% de las carreteras catalanas tienen un riesgo ‘alto’ o ‘muy alto’ de registrar un accidente de tráfico grave e, incluso, mortal, según datos presentados por el RACC a través del estudio de evaluación de carreteras que EuroRAP realiza cada año. 

El estudio destaca que los accidentes graves han descendido un 3,4% respecto al estudio del año pasado y que los fallecidos en las carreteras han bajado un 6,7%. Sin embargo, Josep Mateu, presidente de RACC, sitúa el foco de atención en las motocicletas: desde el 2003 los accidentes con moto o ciclomotor han aumentado un 47%. Esta cifra es muy elevada puesto que la movilidad con este medio de transporte tan solo supone un 5% del total en las carreteras catalanas. Es un fenómeno creciente que se tendrá en cuenta para futuras mejoras en seguridad y vigilancia en las carreteras. 

Este año, la carretera de la Arrabasada, que une Barcelona y Sant Cugat del Vallès y que durante tres años ha encabezado la lista de tramos con más riesgo de accidentes graves y mortales, ha pasado a ocupar la quinta posición. Aun así, sigue siendo un tramo en el que se concentra un notable número de accidentes de tráfico. En su lugar, la C-37, carretera entre Alcover y Valls, en el Alt Camp, se ha colocado en el primer lugar en la lista de carreteras donde ocurren más accidentes graves y mortalesLleida se mantiene con el mayor porcentaje de número de carreteras de alto riesgo, con un 44% frente al 28% de Barcelona, el 27% de Girona y el 20% de Tarragona. También se ha recalcado que las concentraciones de accidentes de tráfico suceden en vías convencionales y normalmente de calzada única, mientras que las carreteras más seguras son las autovías y las autopistas. 

A pesar de la disminución de accidentes de tráfico logrado en la red de carreteras de Catalunya, Mateu ve con dificultad llegar a la disminución del 50% de muertes en carretera respecto al 2010 que Europa ha fijado como objetivo. Para ello Xavier Flores, el coordinador de Movilidad y Seguridad Vial del Servei Català de Trànsit, ha afirmado que para el 2020 se llevarán a cabo distintas labores de conservación y mejora en varias carreteras como las tarraconenses T-202 y C-51, la C-12 o Eix de l'Ebre que va desde Amposta hasta Lleida y la C-14, que une Tarragona y Lleida através de Tàrrega, entre otras.

“Las vidas en las carreteras dependen del comportamiento de los conductores, de los sistemas de los vehículos, del tráfico de la carretera y de las condiciones de ésta”, ha comentado Mateu, enfatizando la necesidad de compromiso entre administración, empresas y civiles para la seguridad en las carreteras.