25 oct 2020

Ir a contenido

prohibición pionera

Un juez de Barcelona prohíbe por primera vez a un ladrón de coches entrar en párkings

El detenido es un hombre relacionado con más de 100 robos en vehículos

Acn

Detenido un hombre por robar en el interior de 100 coches en aparcamientos privados de Barcelona. / VÍDEO: MOSSOS D'ESQUADRA

Los Mossos d'Esquadra detuvieron el 11 de diciembre a un ladrón relacionado con más de 100 robos en vehículos en Barcelona. Por primera vez y a petición de la policía, el juez ha emitido una orden de alejamiento prohibiéndole la entrada a los párkings de Nou Barris por alto riesgo de reincidencia.

La investigación comenzó en octubre, cuando los Mossos detectaron un incremento de este tipo de robos en el distrito barcelonés. El detenido, español y de 19 años, robaba en el interior de aparcamientos privados porque sabía que los propietarios, convencidos de que sus coches estaban más seguros, dejaban objetos de más valor, como navegadores GPS y tarjetas de crédito.

Los agentes le detuvieron una primera vez el 11 de noviembre. El joven trasladó entonces su actividad en la zona del Vall d'Hebrón, en Horta-Guinardó. El 24 de noviembre fue detenido de nuevo. Los Mossos lo relacionaron con seis nuevos robos en días diferentes, dos de ellos al mismo vehículo. El 11 de diciembre fue arrestado de nuevo en un dispositivo coordinado con la Guardia Urbana.

Con toda la información, los agentes pidieron al juzgado de instrucción de Barcelona en funciones de guardia una orden de entrada y registro a su domicilio. Allí encontraron varios objetos robados o que podían ser utilizados para cometer robos, tales como documentación, tarjetas bancarias o dispositivos de conducción eléctrica. El detenido pasó el viernes a disposición judicial y el juez ha decretado libertad con cargos y medidas cautelares, como esta prohibición pionera respecto a los aparcamientos públicos y privados de Nou Barris.

Plan específico

Los Mossos han elaborado un plan de acción específico para reducir los robos con fuerza en el interior de los vehículos, principalmente en Barcelona. Consiste en acciones de patrullaje y de prevención en las zonas de más incidencia en coordinación con la Guardia Urbana. También se harán inspecciones administrativas a empresas dedicadas a compra-venta de objetos de segunda mano para disuadir a los delincuentes de deshacerse del fruto del robo a través de esta vía. Asimismo, se mantendrán contactos con empresas de compra-venta de vehículos y de seguridad privada, y se organizarán charlas destinadas a formarlos para identificar objetos procedentes de estos tipos de robos.