29 oct 2020

Ir a contenido

REUNIÓN EN EL AYUNTAMIENTO

Frente común contra las violaciones en Manresa

Ayuntamiento, administraciones, asociaciones y Mossos redactan un plan de educación afectiva

El Periódico

Reunión en el Ayuntamiento de Manresa para abordar los casos de violaciones en la población.

Reunión en el Ayuntamiento de Manresa para abordar los casos de violaciones en la población. / ACN / LAURA BUSQUETS

Los grupos municipales del Ayuntamiento de Manresa, las administraciones, varias asociaciones y colectivos feministas y representantes de Mossos y policía local han hecho un frente común para combatir las agresiones sexuales a la ciudad.

Unas 30 personas han participado este lunes en una mesa sobre los casos de agresiones sexuales, algunas en grupo y a menores, denunciadas en los últimos meses.

El alcalde, Valentí Junyent, como portavoz de la reunión, ha expresado la necesidad de "no estigmatizar colectivos, personas o barrios de la ciudad" y ha hecho un llamamiento a todo el mundo para actuar "con el máximo rigor y responsabilidad ante una agresión sexual", informa la agencia ACN.

Además, desde la mesa también se ha destacado la educación como uno de los elementos clave para luchar contra las agresiones y se ha recordado que para el curso 2021-22 todas las escuelas públicas y concertadas de Manresa incluirán la educación sexual y afectiva en los currículums escolares.

Colectivos oprimidos

El Comité Feminista de Manresa había exigido que no se instrumentalicen las agresiones sexuales y que se priorice un abordaje de las violencias sexuales a todos los niveles, no solo, afirman, "por colectivos oprimidos". 

El comité sostiene que "las denuncias en Manresa por agresión sexual no son mayores que en otras ciudades catalanas" y reclama que se ponga fin a "la manipulación de información con finalidades políticas y económicas" que consideran que se está produciendo desde hace meses.

También asegura que se está transmitiendo una "imagen totalmente distorsionada sobre el impacto de la violencia sexual en la ciudad estigmatizando a las personas racializadas y que sólo se está haciendo eco de un tipo de agresiones sexuales que no son las más frecuentes".

"Según el Instituto Nacional de Estadística, la mayoría de agresores sexuales condenados son de nacionalidad española" y "las agresiones se dan tanto en pisos okupados como en pisos de compra o chalets de lujo", apunta la carta.