15 jul 2020

Ir a contenido

Vallès Oriental

El chaleco antibalas salva la vida al policía de Llinars del Vallès

El autor material del homicidio disparó al agente, ileso gracias a la protección

El Periódico / Barcelona

Así ha quedado el abdomen del agente que salvó la vida gracias a un chaleco antibalas.

Así ha quedado el abdomen del agente que salvó la vida gracias a un chaleco antibalas.

Un hombre murió tiroteado el pasado jueves en Llinars del Vallès (Vallès Oriental) mientras hablaba con un cabo de la Policía Local del municipio al lado de una área de servicio de la AP-7.

El agente municipal recibió uno de los disparos pero llevaba puesto el chaleco antibalas y resultó ileso. El disparo contra el policía impactó en el abdomen, la protección le salvó la vida. En la imagen se observa como el suceso ha provocado solo una lesión leve gracias a la medida de seguridad. El incidente podría haber acabado en tragedia para el agente de no haber sido por el chaleco antibalas. 

Los dos hombres estaban hablando cuando se acercó a ellos un tercer hombre, vestido de negro y que parecía practicar 'footing', y abrió fuego. El fallecido estaría revelando información al policía que comprometería al asesino, según fuentes policiales. 

Temas Catalunya