29 may 2020

Ir a contenido

Consejos ante una colisión

Es mejor atropellar al jabalí que arriesgarse a chocar con otro vehículo

Los Mossos recomienda señalizar el accidente y avisar enseguida al 112

Óscar Hernández

Señal de peligro por la presencia de animales en la carretera de la Arrabassada, entre Barcelona y Sant Cugat del Vallès.

Señal de peligro por la presencia de animales en la carretera de la Arrabassada, entre Barcelona y Sant Cugat del Vallès. / Martí Fradera

Aunque siempre se ha explicado que en caso de encontrarse de repente con una animal en medio de la carretera hay que aguantar las manos firmes al volante y arrollarlo para evitar males mayores, hay otras medidas más sencillas que se pueden tomar sin causar daño al animal ni a uno mismo. Aunque cada caso, obviamente es único. Muchas de las recomendaciones se basan en que la mayoría de estos siniestros se producen en horario nocturno, cuando más se mueven estos animales y, por parte de los conductores, menos se ven.

Mejor arrollar que cambiar de carril 

Para Jordi Batista, inspector jefe del Àrea de Trànsit de Ponent de los Mossos d’Esquadra, si un conductor se encuentra con un jabalí en la calzada «es mejor colisionar con en animal, atropellarlo, que hacer una maniobra brusca que puede provocar que el propio vehículo se salga de la vía, con peores consecuencias, o, peor aún, que invada el carril contrario y choque contra otro usuario». Se trataría entonces de un choque frontal que, a lo mejor, el otro conductor ni siquiera pudo prever porque simplemente él sí que no vio el animal en la calzada.

Correr menos si hay señal de animales 

Antes de impactar con el animal es importante  hacer caso de las señales de tráfico que indican que pueden aparecer animales sueltos en la vía. Son señales triangulares con el borde rojo, es decir de peligro, con un ciervo saltando dibujado en el centro. «La señal solo se pone cuando en ese mismo punto ya se han producido accidentes y Mossos avisa al titular de la vía. Por lo que nunca se deben ignorar la señal. Si al ver la advertencia reducimos la velocidad y extremamos la atención es más posible reaccionar a tiempo si aparece un jabalí», añade Batista.

Circular con las luces de carretera

Si bien a veces se ha dicho que es mejor llevar el alumbrado de cruce que las luces largas, ya que estas ultimas podrían deslumbrar al animal en medio de la carretera, los Mossos d’Esquadra recomiendan utilizar las primeras, mucho más intensas. «Fundamentalmente porque las luces largas permiten detectar el animal mucho antes, de formas que podamos frenar con más tiempo y mayor cuidado para evitar el accidente», indica Batista. «No solo tendremos mejor visión, sino que también el jabalí, que es un animal muy inteligente, si ve antes las luces puede que entonces evite cruzar la carretera hasta que compruebe que no pasan más coches», añade. Se trata en definitiva de un principio básico en seguridad, y especialmente en la carretera: ver y ser visto.

Avisar y señalizar el lugar del accidente 

Si el choque con el animal ya se ha producido y este queda herido o muerto en medio de la carretera hay que llamar al número de emergencias 112 para que vengan a hacerse cargo. Pero también hay que señalizar bien el lugar del accidente , con los triángulos, para avisar a los demás conductores. Es obvio que la bajar del coche hay que colocarse el chaleco reflectante obligaiorio para evitar ser atropellado. Al señalizar y avisar, evitamos que otro conductor choque también con el animal tendido. 

Ampliar la póliza para cubrir daños 

A no ser que se disponga de una póliza a todo riesgo, el seguro obligatorio del vehículo no suele cubrir los daños causados por un animal. Esta cobertura solo la ofrecen al mismo precio algunas compañías, como por ejemplo los daños en cristales. Por eso es útil preguntar si figuran en la póliza y en caso contrario pedirlos. Las aseguradoras más competitivas no cobran recargo o lo ofrecen si el asegurado amenaza con irse a otra . 
 

Temas Tráfico