05 ago 2020

Ir a contenido

HOMOFOBIA

Cinco años y medio de cárcel para el líder del 'proyecto Pilla Pilla'

Otros cinco integrantes del grupo que humillaba a homosexuales han recibido penas de nueve a 27 meses de prisión

Los condenados concertaban citas presentándose como jóvenes de 16 años y trataban como pederastas a las víctimas que acudían

Toni Sust

Captura de uno de los vídeos en los que el grupo acosaba a homosexuales.

Captura de uno de los vídeos en los que el grupo acosaba a homosexuales.

El juzgado de Granollers que se ha encargado del caso del proyecto Pilla Pilla, un grupo que organizó emboscadas a gais en el 2013 en Granollers y Barcelona, ha condenado a su líder, Mikola Zatkalnitskya cinco años y medio de cárcel por tres delitos contra la integridad moral y por revelación de secretos, con los agravantes de superioridad y homofobia. Zatkalnitsky es condenado a 22 meses de cárcel por cada uno de los delitos.  Los otros cinco acusados por este caso, en el que un grupo se dedicó a preparar emboscadas a gais durante el 2013 en Granollers y en Barcelona, han sido condenados por los mismos delitos pero con penas inferiores, de nueve a 27 meses de cárcel. Los seis condenados deberán indemnizar con sumas de 9.000 euros a dos de las tres víctimas reconocidas, porque no se descarta que hubiera otras que no denunciaron los hechos. 

Los acusados, ahora condenados, citaban a gais por internet presentándose como jóvenes de 16 años. Cuando los hombres se presentaban en el lugar acordado, se topaban con una banda que les grababa en vídeo, que les tildaba de pederastas y que les obligaba a revelar sus datos ante la cámara. Alguno de los hombres que se vio sorprendido por las emboscadas trató de escapar al verse traicionado y acabó retenido por los agresores. El miembro del grupo que llevaba la cámara recibe una condena de 15 meses de prisión por ello, si bien no todas las víctimas lo identificaron.

Cuatro ingresarán en prisión

“Estamos muy contentos. Es la primera vez que colectivos LGTBI se posicionaban de forma coordinada por hechos que son de los más graves de los últimos años. La sentencia da cumplimiento a todas nuestras expectativas. De seis personas cuatro ingresarán en la cárcel”, ha afirmado este martes la abogada que lleva la acusación particular en nombre de la Comissió Unitària 28 de Juny, Laia Serra. Serra también ha subrayado que la sentencia, que puede ser recurrida y por lo tanto no es firme, determina conexiones del líder del grupo con la extrema derecha.

La práctica de citar a gais bajo engaño para grabarlos en vídeo y avergonzarlos no fue inventada por el proyecto Pilla Pilla, es una imitación de lo que hacía en Rusia la banda homófoba rusa denominada Occupy Pedophilia, con la que el líder del grupo llegó a establecer vínculos.

Consecuencias para las víctimas

Las víctimas del grupo sufrieron consecuencias a causa de los vídeos que se publicaron. En uno de los casos, se desveló la orientación sexual de la víctima, que no era pública. Llegó a tener sentimientos de suicidio. Otra de las víctimas perdió su trabajo y tuvo que explicar a su entorno que no era pederasta. El tercero también vio desvelada su orientación sexual y llegó a recibir cinco o seis llamadas por hora de gente que le increpaba.