14 ago 2020

Ir a contenido

REVÉS PARA EL SISTEMA EDUCATIVO PÚBLICO

Un juez veta que Educació fiche a profesores de la ESO sin máster

El Govern recurrirá la anulación de esta resolución "temporal", que ha beneficiado a unos 1.300 profesores

El sindicato CSIF alegó que la Generalitat pretendía favorecer a interinos que hablaran catalán

Carlos Márquez Daniel

Estudiantes del máster de secundaria de la UAB del curso 2015-2016.

Estudiantes del máster de secundaria de la UAB del curso 2015-2016. / JOSEP GARCIA

Importante revés legal para el Govern. En concreto, para el Departament d'Educació. Un juzgado de Barcelona ha anulado la resolución que permitía ejercer como profesor de Secundaria sin haber cursado el máster de la ESO que habilita para dicho cometido. Este título era obligatorio desde el 2009, pero la Generalitat, ante la grave escasez de profesores, sobre todo en las asignaturas de Catalán, Castellano y Matemáticas, decidió contratar a personal interino sin esa formación con el compromiso de que lo obtuvieran en los tres siguientes años. El Govern ya ha anunciado que recurrirá

El juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 de Barcelona tumba de esta manera la estrategia marcada para tratar de aliviar la carencia de docentes en una etapa clave de la formación obligatoria. La demanda la presentó el sindicato CSIF, que recurrió el proceso de selección al considerar que los motivos eran otros. Tal y como informa a través de un comunicado, acudieron a la Justicia "al entender que la Generalitat pretendía instaurar un sistema de selección que primara la lengua catalana a costa de la capacitación profesional docente". Un portavoz de la 'conselleria' asegura que el Govern tomó esa decisión "excepcional, necesaria y temporal" a sabiendas de que "no estaba prevista en la norma". Esa excepcionalidad fue el principal motivo de la defensa, pero el juez, agarrándose al reglamento que regula la contratación para prestar servicios como interino en el sistema educativo de Catalunya, ha estimado que no ha lugar a dicha singularidad.

La medida se empezó a aplicar en el presente curso e iba de la mano de la flexibilización, desde el pasado mes de marzo, de la bolsa de trabajo, que solo solía abrirse durante unas semanas a principios de este año. Al dejarla operativa durante todo el año se ha permitido que las personas interesadas en aplicar a la enseñanza secundaria pudieran hacerlo al día siguiente de terminar el máster, y no esperar un año como sucedía antes. Además de eso, todo el procedimiento ha pasado a realizarse a través de una nueva herramienta informática, las especialidades se actualizan cada 15 días según las necesidades de cada territorio y también se reconocen nuevos méritos, como la experiencia en puestos de trabajo de atención educativa no docente, la acreditación del título de monitor de educación en el tiempo libre o el conocimiento de lenguas extranjeras. 

"Autorización temporal"

Cerca de 1.300 personas sin el máster de Secundaria han ejercido como profesores desde abril del 2018, según informa Educació. La mayoría de ellos, concretan las mismas fuentes, han realizado substituciones cortas "como una gripe, un brazo roto o, a lo sumo, una baja por maternidad". Todo, bajo la premisa, señala el Govern, "de que ningún alumno se quedara sin profesor". El tema de la lengua, ni se cita. El hecho de presentar un recurso permitirá a la Generalitat, que no ha precisado cuántos docentes están ahora mismo en esta situación, mantener la dinámica. "No pedimos cambiar la ley, sino una autorización temporal". La propia sentencia considera "insuficiente" la justificación de la falta de "personal adecuado" para dar por buena la argumentación de Educació, lo que parece complicar el itinerario de ese recurso. Lo que sí logrará la Generalitat es dilatar la situación y mantener en Secundaria a todos los interinos sin máster.

El sindicato demandante se agarra al fallo judicial para blandir el asunto idiomático en su argumentario. Según CSIF, "hay un número de titulados universitarios con máster habilitante en toda España que podrían ejercer la labor docente de manera óptima y ajustada a derecho". "Esto evidencia -prosiguen en su nota- la injusticia que de que hay Comunidades Autónomas que compiten en desigualdad de condiciones para el acceso al empleo público debido a las lenguas cooficiales, que deberían ser mérito y nunca requisito". Ese es otro debate, porque, efectivamente, entre los requerimientos, al existir dos lenguas oficiales, está el certificado de nivel de suficiencia de catalán que se pide en todos los puestos de trabajo de los centros públicos de enseñanza no universitaria.