24 oct 2020

Ir a contenido

HOMOFOBIA

Los ataques lgtbifóbicos en Catalunya se disparan un 137% en un año

L'Observatori Contra l'Homofòbia contabiliza 38 agresiones físicas, frente las 16 de 2018.

La entidad pide una mesa de coordinación con los Mossos, Interior y Afers Socials.

Dos activistas protestando contra la homofobia. 

Dos activistas protestando contra la homofobia.  / EFE

Las agresiones contra el colectivo LGTBI (homosexuales, transexuales, bisexuales e intersexuales) en Catalunya registradas por el Observatori Contra l'Homofòbia (OCH) tanto físicas como verbales se han disparado a lo largo de este año. La entidad ha registrado un aumento de casos de hasta el 137%. Así lo ha denunciado este jueves en rueda de prensa el presidente de la entidad, Eugeni Rodríguez, quien ha revelado que los casos de discriminación cometidos contra el colectivo LGTBI han crecido un 27 % con relación al pasado año y suman ya 143 casos de agravios.

Los incidentes que más se han incrementado han sido las agresiones, de las cuales 42 han sido verbales y 38 físicas -frente a las 19 verbales y 16 físicas de 2018-, especialmente entre varones gays y bisexuales, los que más sufren estos ataques. El aumento es más del doble. En concreto, de un 137%.  "El 2019 pasará a la historia como el año en que se legitimó la lgtbifobia por parte de la extrema derecha", ha lamentado Rodríguez, quien ha criticado que hoy en día exista en Cataluña y España "un clima ideológico que no estaba el año pasado".

Por eso, según el presidente del OCH, hay muchos jóvenes que se sienten ahora "envalentonados" para cometer acciones discriminatorias contra personas LGTBI amparados por "discursos que los legitiman". Ante esta situación, Rodríguez ha solicitado la creación de una mesa de trabajo para abordar el incremento de agresiones en la que participen los departamentos de Asuntos Sociales e Interior de la Generalitat, así como el Ayuntamiento de Barcelona y los Mossos d'Esquadra. "Es imprescindible y básico para luchar contra la lgtbifobia", ha subrayado.

Por regiones, Barcelona es la provincia donde más han aumentado las discriminaciones lgtbifóbicas, una situación que Rodríguez ha tildado de "escandalosa". En cuanto al perfil de los agresores, el 98 % son hombres y cada vez tienen edades más jóvenes, lo que ha llevado a Rodríguez a instar a las administraciones a "analizar" este fenómeno.