01 oct 2020

Ir a contenido

VIOLENCIA MACHISTA

El detenido por la desaparición de Marta Calvo dice que murió mientras practicaban sexo con drogas

Está previsto que este viernes pase a disposición judicial después de haber asistido a la reconstrucción de los hechos

Hace unos meses ya se vio involucrado en la muerte de una prostituta con la que al parecer también habría consumido cocaína

Nacho Herrero

La casa del autor confeso del crimen de Marta Calvo.

La casa del autor confeso del crimen de Marta Calvo. / MIGUEL LORENZO

Jorge Ignacio P.J., que el pasado miércoles confesó haber descuartizado a la joven Marta Calvo, ha negado ante la Guardia Civil haber matado a la joven y habría asegurado que se murió por causas que desconoce mientras practicaban sexo y consumían cocaína y se espera que esa sea su versión también este viernes cuando declare ante el juez de Alzira, antes de que se cumpla el tope legal de 72 horas.

Se espera que antes participe en una reconstrucción de los hechos en la casa en la que ambos se habrían encontrado el pasado 7 de noviembre en la localidad valenciana de Manuel.

El hombre, de 38 años y origen colombiano, se entregó en la madrugada del martes en el cuartel de la Guardia Civil de Carcaixent, una localidad a escasos diez kilómetros del lugar de los hechos, y aseguró haber descuartizado a la mujer y haber repartido los trozos de su cuerpo por varios contenedores de localidades cercanas.

Que aparezca el cadáver de la joven puede ser determinante en un futuro juicio para comprobar o descartar la versión que ha dado y, por tanto, puede suponer una diferencia sustancial en una hipotética condena.

El precedente de Russafa

El detenido se vio involucrado hace unos meses en un caso parecido. Acudió a un piso del barrio de Russafa de València y contrato los servicios de una prostituta. Poco rato después abandonó precipitadamente la vivienda y cuando las compañeras de la mujer entraron, la encontraron inconsciente y convulsionando y llamaron al 112 para que fuera trasladada a un centro médico.

Pocos días después la joven falleció en el Hospital La Fe y aunque la Policía pudo identificar a Nacho, como se le conoce en su círculo familiar y de amistades, e interrogarle no se le llegó a acusar de ningún delito puesto que la muerte, al parecer por una intoxicación por la cocaína no se llegó a calificar de homicidio sino de accidente.

Las llamadas 'fiestas blancas' son prácticas sexuales considerdas de alto riesgo porque la cocaina no sólo se aspira por la nariz y al entrar al cuerpo por otras mucosidades multiplica su efecto y peligrosidad.

El detenido tiene antecedentes penales en Italia después de hace unos años le detuvieran con varios kilos de cocaína en un coche.

La casa de Manuel

Tras pasar cerca de veinte horas en el cuartel de Carcaixent, el detenido fue trasladado a la comandancia de Patraix en València pasadas las 23 horas del martes y desde allí está previsto que antes de ser llevado al juzgado sea trasladado de nuevo a Manuel, donde vivía de alquiler en una casa algo apartada del centro.

Los investigadores realizaron un concienzudo registro de esa vivienda hace unas semanas pero, al parecer, no encontraron ningún rastro de la joven. Los vecinos aseguraron que en los días posteriores a la desaparición de Marta Calvo de la casa salía un fuerte olor a lejía.

Esa casa ha sido el epicentro de la investigación desde el principio pues desde allí Marta Calvo envió un mensaje con su ubicación a su madre a las seis de la mañana de aquel 7 de noviembre.

Otro de los objetivos de la Guardia Civil es averiguar dónde ha estado el detenido escondido durante estas semanas y quién le ha podido ayudar.

Carta del padre

En una carta enviada al programa 'Espejo Público', el padre de Marta Calvo ha asegurado que "lo peor que puede vivir un padre es no saber dónde está su hija" y asegura que han sufrido "26 días de incertidumbre, miedo, preocupación...con sus 26 noches hasta recibir esa llamada".

"Esa llamada que nunca hubieras querdido recibir, esa llamada que te confirma tus peores sospechas. Un día que nunca esperas vivir y que nunca vas a olvidar", señala.