29 oct 2020

Ir a contenido

CUMBRE DEL CLIMA

El Gobierno estudia dar una "protección discreta" a Greta Thunberg durante su estancia en Madrid

Se le ofrecerá un pequeño dispositivo de seguridad, posiblemente un servicio de contravigilancia formado por dos agentes camuflados

La joven y su padre decidirán si lo aceptan o lo rechazan. La policía considera que el riesgo para su seguridad es "mínimo"

Luis Rendueles Vanesa Lozano

Greta Thunberg a su llegada a Lisboa.

Greta Thunberg a su llegada a Lisboa. / GRETA THUNBERG

El Gobierno estudia ofrecer un servicio de protección "discreto" a la activista sueca Greta Thunberg, que ha anunciado que llegará el viernes a Madrid para participar en la Cumbre del Clima. Fuentes oficiales confirmaron a EL PERIÓDICO que, dado que la joven sueca es un "personaje de relevancia", se le "ofrecerá" que un pequeño dispositivo de seguridad la "acompañe" durante su estancia en España.

La policía ha analizado los posibles "riesgos" para la seguridad de la joven activista, de 16 años y que pone rostro y voz a las críticas por la pasividad de gobiernos y empresas ante el cambio climático. Considera que esos riesgos son "mínimos", por lo que se le va a ofrecer a su llegada un servicio de protección discreto. 

"Podría ser una contravigilancia, simplemente que dos funcionarios de paisano la acompañen y ella ni siquiera los vea", explican las fuentes policiales consultadas, que aseguran que la medida forma parte del protocolo habitual que se aplica cuando visitan nuestro país personas con cierta notoriedad cuya seguridad pueda verse comprometida. La decisión final, explicaron las fuentes consultadas por EL PERIÓDICO, corresponderá a Greta y a su padre, Svante Thunberg, que estará con ella durante su estancia en España.

21 días en el mar

Está previsto que Greta Thunberg llegue a Madrid este viernes, después de pasar unos días en Lisboa, donde su catamarán atracó el martes, tras un viaje de 21 días desde Nueva York. Aunque su equipo no ha confirmado qué medio de transporte utilizará para llegar a la capital española, todo apunta a que la joven podría viajar a bordo del tren hotel nocturno Lusitania, que tarda diez horas en cubrir el trayecto, realizando hasta 17 paradas por distintas ciudades.

La activista pretende llegar a la cumbre de Madrid, donde planea participar en la Marcha por el clima, generando la "menor huella ecológica posible". Por eso, habría optado por este medio de transporte en vez de recurrir al coche eléctrico que le ofreció la Consejería de Transición Ecológica y Sostenibilidad de la Junta de Extremadura.

Ante el parlamento sueco

Greta Thunberg se dio a conocer en 2018, con solo 15 años, cuando se manifestó frente al Parlamento sueco con una pancarta en la que pedía una "huelga escolar por el clima". Su iniciativa inspiró a jóvenes de todo el mundo, que se concentraron públicamente en muchas ciudades imitando a Thunberg, "líder de la próxima generación", según la revista Time.

Su discurso durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2018 la confirmó como un símbolo del activismo juvenil: "Ustedes dicen que aman a sus hijos por encima de todo, pero les están robando su futuro ante sus propios ojos", proclamó ante las autoridades de la COP24.